Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una depuradora de 95.000 metros cúbicos impedirá la contaminación de l’Albufera

Permitirá reutilizar 13 hectómetros cúbicos

Una depuradora de 95.000 metros cúbicos impedirá la contaminación de l’Albufera

Una depuradora que admitirá casi 100.000 metros cúbicos en caso de lluvias intensas impedirá la llegada de vertidos contaminantes a l’Albufera. La nueva infraestructura se construirá en Alcàsser y completará las funciones que ahora cumple la de Pinedo. La nueva estación de aguas residuales tendrá una capacidad diaria de 60.000 metros cúbicos aunque podrá recoger 35.000 más en episodios de precipitaciones extremas. Algo que en los últimos años cada vez es más frecuente.

La conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica tiene previsto sacar en breve la licitación del proyecto con el estudio de impacto ambiental. La futura obra permitirá la reutilización de 13 hectómetros cúbicos para dar servicio a la industria y a un potencial de regadío de 11.300 hectáreas según la administración.

Un coste de 110 millones

Aunque el coste de la redacción correrá a cargo del departamento de Mireia Mollà -1,5 millones-, será el Ministerio para la Transición Ecológica quien ejecute su construcción -estimada en 110 millones y con finalización para 2026- a través de los fondos europeos. El anuncio lo hizo ayer la consellera en la visita primero al ayuntamiento, donde se reunió con la alcaldesa Eva Zamora, para trasladarse después al enclave donde se ubicará la EDAR.

Esta actuación será una más dentro del plan de saneamiento en l’Horta Sud, que implica también un nuevo colector Oeste y la separación de pluviales. Otra segunda barrera, y no menor, frente a las aguas sucias. Una reclamación en la que coinciden muchas de las voces implicadas en la salvaguarda del humedal. De ahí que Mollà no dudara en calificarla como «la gran obra de restauración de l’Albufera». Además, al tratarse de una zona inundable tendrá un efecto laminador.

El agua regenerada se entregará en nuevas balsas para dar servicio a los diferentes sectores en dos escalones de cotas 73 metros y 85 metros en el primero de ellos y otras se elevarían a un segundo con cotas 120 metros y 153 metros. El estudio que ha servido de base ha sido consensuado por la conselleria con catorce municipios de l’Horta Sud y de las Comunidades de Regantes del Canal Xúquer-Túria

Compartir el artículo

stats