Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivir junto a una pista de aterrizaje

Aena ha invertido 15 millones de euros en insonorizar más de 2.400 viviendas próximas al aeropuerto de Manises

Un avión sobrevuela un edificio junto al aeropuerto de València-Manises Fernando Bustamante

Aviones a reacción, miles de pasajeros, tráfico incesante de coches durante el día y la noche, autobuses y decenas de vehículos del servicio de tierra... Y apenas 700 metros de distancia entre las pistas y los bloques de viviendas. Así es la vida en Manises y los pueblos den entorno así han aprendido a convivir las miles de familias que, día a día, viven a la sombra de la huella sonora del Aeropuerto de València-Manises.

Es el precio de tener un aeropuerto internacional tan cerca de la capital, en plena área metropolitana, y de las casas. Con el paso de los años, las viviendas se han acercado más y más a la zona de amortiguación de las instalaciones y también el aeropuerto ha crecido. Hay ventajas, como la facilidad de acceso a las terminales del aeropuerto desde la capital y desde Manises... pero también inconvenientes. El principal de ellos es el ruido. El incesante despegue y aterrizaje de aviones y la rodadura de estos gigantes del aire en pistas hace que el estruendo en las zonas más próximas a la terminal de Manises sea elevado y Aena, la propietaria de las instalaciones, tenga que tomar cartas en el asunto y velar para que los decibelios se mantengan dentro de los niveles razonables y no perjudiquen a la ciudadanía en su vida diaria.

El incesante despegue y aterrizaje de aviones y la rodadura de estos gigantes del aire en pistas hace que el ruido en las zonas más próximas a la terminal de Manises sea elevado

decoration

Insonorización de inmuebles y barreras sonoras

La clave pasa por la insonorización de los inmuebles y la instalación de barreras sonoras que amortigüen el sonido. Aena ya ha invertido 14 millones de euros en la insonorización de más de 3.500 inmuebles en el entorno del Aeropuerto de València. En total, las obras de insonorización en 2.451 inmuebles ya han acabado y otros 1.068 los proyectos se encuentran en ejecución. Según ha informado la compañía, se han aprobado nuevas actuaciones en otras 683 viviendas por un importe superior a los 5,2 millones de euros.

Desde la última reunión de la comisión que vela por el cumplimiento del Plan de Aislamiento Acústico del Aeropuerto de Valencia se han concluido actuaciones de insonorización en 451 viviendas. Para lograr este tipo de mejorar en los inmuebles, los propietarios deben acreditar que estas estos inmuebles se ubican en el interior de la huella acústica de este aeropuerto y acreditar que se trata de viviendas. El siguiente paso ha sido la realización de mediciones acústicas en su interior para poder determinar las actuaciones de insonorización necesarias, para que, dentro de las mismas, se cumplan los objetivos de calidad acústica que determina la legislación que aplica a estos casos.

Para que estas actuaciones se puedan llegar a concretar, previamente se habrá de elaborar su proyecto y presupuesto de insonorización, ejecutándose posteriormente las obras previstas, que consisten básicamente en el cambio de puertas y ventanas por otras más eficientes contra el ruido.

Actualmente existen 456 viviendas para las que Aena ha comunicado a sus propietarios su derecho a solicitar la inclusión en el plan, aunque sus vecinos todavía no lo hayan solicitado.

No obstante, los municipios del entorno, como Quart, Aldaia, Mislata o Xirivella, han solicitado en numerosas ocasiones que se amplíe la huella acústica y, por tanto, la superficie que se considera afectada por el ruido, de forma que las actuaciones en las viviendas lleguen a más familias de las que AENA tiene previsto en su plan inicial. La causa que esgrimen los consistorios y las entidades vecinales es que la planificación se realizó sobre una previsión de vuelos y de actividad en el aeropuerto muy inferior a la que después se desarrolló.

Compartir el artículo

stats