Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, han apremiado al PSOE a derogar la reforma laboral y han remarcado la necesidad de que exista una "socialdemocracia fuerte" para afrontar los retos del siglo XXI y la post-pandemia.

Ambos líderes han remarcado estos puntos durante su intervención en el 40 Congreso Federal del PSOE en València, donde han condenado los ataques de ultraderecha del pasado fin de semana contra dos sindicalistas italianos.

El líder de UGT, Pepe Álvarez, ha enumerado los "retos" que esperan al actual gobierno de España: la derogación de la reforma laboral, la lucha contra el "cáncer" de la precariedad económica, la subida del Salario Mínimo Interprofesional y la revigorización de los convenios colectivos.

Álvarez también ha asegurado que en el espacio europeo, "se mira al PSOE con la esperanza de que la vieja socialdemocracia vuelva al continente europeo" y que se renueve, incorpore nuevos valores de igualdad y feminismo".

También ha instado a avanzar en los derechos a las personas LGTBI y contra la discriminación de este colectivo, especialmente de "los trans, que tienen un nivel de desempleo absolutamente inaceptable en este país".

Por ello, ha apremiado al PSOE a convertirse en "la punta de lanza de un nuevo modelo de relaciones laborales y un nuevo contrato social y medioambiental", otro de los valores que considera que debe agregar la socialdemocracia.

"Necesitamos que acertéis"

Por su parte, Unai Sordo ha defendido que el PSOE es "la organización que más se parece a la compleja sociedad española y a la clase trabajadora".

Así, les ha exhortado: "Necesitamos que acertéis, los trabajadores necesitan que el PSOE acierte porque necesitan que la socialdemocracia española y europea sea determinante en la construcción de un nuevo contrato social para el siglo XXI".

También ha defendido la necesidad de acuerdos entre partidos, aunque ha manifestado: "Mientras se siga cuestionando la legitimidad del Gobierno, mucho me temo que ese camino es intransitable".

A juicio de Sordo, "por mucho que Europa haya hecho una lectura muy distinta" de la crisis pandémica que de la de 2008 "no sabemos aún cómo se pueden dar los efectos psicológicos" tras el coronavirus.

También ha considerado que vienen unas "transiciones rapidísimas en materia de dignidad y la vida" y que las sociedades se encuentran ante una "enorme encrucijada donde es determinante una socialdemocracia fuerte".

CONDENA A LOS ATAQUES EN ITALIA

Tanto Sordo como Álvarez han condenado los ataques de ultraderecha a organizaciones sindicales en Italia y han alertado del crecimiento de estas formaciones en todo el continente. El secretario general de CCOO ha mostrado su solidaridad con el sindicalismo italiano con un pin del sindicato atacado.

Igualmente, Álvarez ha alertado de la presencia de la ultraderecha en Europa y ha aseverado que la solución es "más libertad, más igualdad y más libertad". "En ese camino, la UGT va a estar con el PSOE, con el socialismo", ha agregado.