Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación recurrirá ante la justicia la retirada de los 32 libros LGTBI

El colectivo Lambda considera «una aberración» la decisión judicial

Parte de los libros que la jueza ha ordenado retirar. levante-emv

La decisión de una jueza de Castelló de retirar 32 libros de temática LGTBI de 11 institutos de la capital de la Plana y del centro Pi Gros generó ayer un gran rechazo en la comunidad educativa y docente, el colectivo Lambda, así como en las instituciones competentes: Educación e Igualdad.

El conseller Vicent Marzà anunció que la conselleria de Educación recurrirá «judicialmente» el auto para recuperar las obras «vetadas» y atribuyó la denuncia presentada por la Fundación Abogados Católicos «a la extrema derecha reaccionaria». «No queremos que gane el odio... No queremos armarios ni censuras que los opriman», escribió en su cuenta de Twiter.

En la misma línea, la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, difundió la lista de las obras retiradas por la justicia y dijo que hablan «de libertad, de diversidad, de quererse libremente… es decir de valores democráticos y de derechos humanos». Además, anunció para mañana una rueda de prensa en Castelló en defensa de la tolerancia y la diversidad en la que estará Oltra con la concejala de Cultura, Verònica Ruiz, y con el director general de Igualdad, José de Lamo.

La ministra de Igualdad Irene Montero también mostró su rechazo a lo ocurrido junto a otras personalidades como el alcalde de València, Joan Ribó, o el secretario autonómico Enric Nomdedéu. Montero afirmó: «Retirar estos libros de los institutos es cerrar el paso a los derechos humanos».

Respecto a la comunidad educativa, la Confederación de Ampa Gonzalo Anaya de la Comunitat Valenciana mostró su total apoyo al Ayuntamiento de Castelló y recomendó a todos los consistorios valencianos que también incorporen estas obras a las bibliotecas de los centros educativos.

Según su presidente Rubén Pacheco, este auto judicial «nos asombra y nos estremece» porque «nos retrotrae a épocas históricas que ya hemos dejado atrás». «¿Qué será lo siguiente quemar los libros en el patio?», ironizó. Para Pacheco al quitar estos 32 libros, «se vulnera el derecho de los chicos y chicas de FP, Secundaria y Bachillerato, de conocer la realidad que los rodea, una realidad en la que existe una diversidad sexual».

Al mismo tiempo, esta decisión judicial supone «una rémora» en una época de la vida de los jóvenes donde la educación afectivo-sexual es indispensable para prevenir «graves trastornos o incluso suicidios».

Asimismo, la presidenta de l’ Associació de Directores i Directors de Centres d’Infantil i Primària Quina Barba calificó de «regresiva y poco abierta» la actuación judicial. «No se pueden prohibir libros como en la Edad Media, va en contra del espíritu crítico y de todo nuestro proyecto basado en educar en la diversidad sexual», dijo.

«Es inaudito en España»

Por último, el coordinador general de Lambda, Fran Fernández, señaló que esta medida supone «una barbaridad, una aberración legal aplicar unas medidas cautelarísimas para unos libros que llevan publicados años es inaudito en España, y en especial, en la Comunitat Valenciana».

Fernández recordó además que estas publicaciones muestran «una visión positiva al alumnado sobre la diversidad sexual» por eso lamentó que una magistrada «se permita el lujo de censurar» unos contenidos «adecuados» para esas edades y niveles.

Compartir el artículo

stats