Los socialistas valencianos salen del 40 Congreso del PSOE con mayor representación en la Ejecutiva socialista y varias propuestas incluidas en la agenda, como la abolición de la prostitución y la "desconcentración" de estructuras del Estado. También valoran los consensos alcanzados en financiación y agua, aunque los textos finales no incluyan implícitamente ni el reconocimiento de la deuda histórica ni el trasvase Tajo-Segura.

Este es el balance del PSPV al término de un Congreso que, según los socialistas, ha congregado a 9.500 asistentes en una Feria València engalanada para la ocasión y abarrotada durante los tres días de cónclave. De hecho, a su entrada este domingo, un "muy contento y muy satisfecho" Ximo Puig ha remarcado el "éxito" de este encuentro y la "fraternidad y la unidad en favor del partido y de la cohesión de España".

La federación valenciana ha acogido un Congreso del PSOE por primera vez desde 1899. Es la tercera vez en la historia del partido que València acoge el cónclave, aunque los dos primeros fueron en tiempos de Pablo Iglesias.

En cuanto a presencia orgánica, el PSPV coloca a cuatro representantes en la nueva Ejecutiva, que tiene 42 miembros; frente a los tres que tenían en la anterios (que contaba con 46 dirigentes). La ministra de Ciencia, Diana Morant, encabeza la cuota valenciana que completan el conseller Arcadi España; la alcaldesa de Castelló de la Plana, Amparo Marco, y la diputada en el Congreso, Patricia Blanquer.

Ciencia, investigación y universidades; transportes, movilidad sostenible y agenda urbana; emprendimiento e impacto social y comercio, industria y turismo son las áreas que dirigirán respectivamente Morant, España, Marco y Blanquer.

La presencia de Morant y España en la Ejecutiva se ve con buenos ojos en las altas esferas del PSPV. España, que fue jefe de gabinete de Puig en la Generalitat en la pasada legislatura, ha remarcado que el PSOE busca "impregnarse de la buena gestión" del Consell. Mientras, Morant ha recordado su período como alcaldesa de Gandia y ha asegurado que los consistorios y el territorio valenciano tienen una "aliada" en ella.

Cabe destacar que Puig ha aparecido acompañado por la ministra y el conseller en numerosas ocasiones a lo largo del fin de semana, y han entrado los tres juntos al plenario del domingo.

Mayor sorpresa ha sido la entrada de Amparo Marco en la Ejecutiva, incluso para ella misma: "La verdad es que no me lo esperaba", ha confesado a los medios. Tampoco estaba en las quinielas Blanquer, que ha remarcado que la presencia de cuatro valencianos es un "reconocimiento" a la labor de Ximo Puig al frente del Consell.

"DESCONCENTRACIÓN" Y ABOLICIÓN

A nivel programático, el PSPV ha remarcado el tinte valenciano que tienen puntos del programa marco, como la financiación, la desconcentración y la propuesta de abolición de la prostitución.

Uno de los principales éxitos de la delegación valenciana ha sido que se acepte su propuesta de desconcentración de estructuras del Estado, que busca ubicar en otras partes del territorio organismos con el objetivo de caminar hacia una "España policéntrica".

También aboga por un "cambio radical en la concepción territorial del Estado", ya que considera que este cambio de ubicación podría generar también "un efecto positivo tanto a nivel económico como de apego".

Otro de los tantos que se apunta el PSPV es que el partido se va a comprometer en la ponencia marco de su 40º Congreso a hacer "el esfuerzo" de impulsar este legislatura una ley abolicionista de la prostitución que incluya medidas concretas de sanción a los clientes.

También dejarán clara su intención de impulsarla en esta misma legislatura, si bien este asunto tendrá que acordarse antes con sus socios de Unidas Podemos, que aún tienen abierto el debate entre abolicionismo o regulación de la prostitución.

Esa ley específica que persiguen los socialistas tendrá que incluir, según se hará constar en la ponencia marco, medidas concretas de sanción a los 'puteros', así como la recuperación de la figura penal de la tercería locativa, que hace referencia a todo negocio cuyo objetivo directo o indirecto es la prostitución sexual ajena.

FINANCIACIÓN Y TRASVASE

Satisfecho se mostraba también el conseller de Hacienda, Vicent Soler, a la finalización de la comisión que debatió la financiación. Y es que el texto que han consensuado entre todas las federaciones plantea aprobar un "sistema de financiación basado en la ciudadanía y que tenga en cuenta el coste real de la prestación de servicios".

De hecho, incidió en que los socialistas propondrán que el nuevo sistema deberá responder a los criterios de suficiencia, de solidaridad interterritorial y equidad, conceptos que ha abanderado en numerosas ocasiones.

Otro de los puntos que remarca la delegación valenciana es que la redacción final del texto incluye una coletilla respecto al nuevo modelo: que se debe "alcanzar a la mayor brevedad posible un acuerdo político" para cambiarlo.

Dos conceptos que han defendido los socialistas valencianos, no obstante, no aparecen en la redacción final. Ni la deuda histórica ni la población ajustada para el modelo de financiación no están explícitamente en el texto, aunque consideran que sí se reflejan implícitamente.

Por otra parte, los socialistas valencianos han forzado que se rechace una propuesta de Castilla-la Mancha que pedía derogar el trasvase Tajo-Segura. Esta infraestructura no consta explícitamente en el texto final, pero sí se hace referencia a que se mantengan los recursos actuales.