Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sánchez llama a seguir en la senda de las conquistas sociales frente al fracaso neoliberal

Señala la socialdemocracia que emerge de nuevo en Europa como la única idea poderosa para avanzar en derechos - Deja sin mención la agenda valenciana

198

Las imágenes del 40º Congreso Federal del PSOE que se celebra en València

Dos palabras resumen el 40 congreso federal que el PSOE clausuró ayer en Feria València: unidad y socialdemocracia. Si la cohesión interna salió fortalecida el sábado con el cierre de filas y la imagen histórica de los cuatro exsecretarios generales, Felipe González, Joaquín Almunia, José Luis Rodríguez Zapatero y el fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba a través de las pantallas, junto a Pedro Sánchez, ayer el reelegido líder del PSOE llamó a reafirmarse en el camino de la socialdemocracia y el de las conquistas sociales.

El socialismo democrático asiste a un momento de vigor renovado en Europa y Sánchez levantó esa bandera para señalar que es el camino frente a las políticas neoliberales y el fundamentalismo del mercado que dirigieron la salida de la crisis de 2008 y sembraron las políticas de austeridad económica que considera fracasadas.

El presidente del Gobierno no hizo mención alguna durante su discurso de cerca de una hora a la agenda valenciana, ni financiación, agua o infraestructuras. Pero no sorprendió a la representación valenciana. En el entorno del president, Ximo Puig, señalaban que Sánchez ya había advertido que el eje de su discurso era la necesidad de fortalecer la socialdemocracia y los avances sociales frente a quienes los ponen en cuestión y que prefería concentrar toda su intervención en ese marco. Un relato que busca activar al partido ante el próximo ciclo electoral en el que lo orgánico y lo institucional van a estar más unidos que nunca para frenar a una derecha crecida en las encuestas.

Así, Sánchez llamó a la ciudadanía a comprender el nuevo momento político que se abre tras la superación de la pandemia y en el que la clave va estar en el fortalecimiento del sistema público y los avances en derechos sociales.

Feminismo y ecologismo

Todo eso en un tiempo en el que los socialistas buscan ampliar su espacio con dos nuevos ejes que sumar a sus principios tradicionales de igualdad y justicia social, los del feminismo y ecologismo, dos banderas por las que presionan también los partidos situados a su izquierda, pero que los socialistas se han resuelto a hacer suyas como señalan muchas de las resoluciones aprobadas en el congreso, como la de la abolición de la prostitución, a través de una enmienda de la delegación valenciana, que pretenden llevar a cabo antes de que acabe la legislatura.

Sánchez asegura que hoy los socialistas mantienen los mismos valores que hace un siglo, mientras la derecha no ha dejado de mutar su identidad en este tiempo. «Frente a la socialdemocracia no hay ninguna idea poderosa y solo se recurre a la descalificación y al insulto, lo mismo que recibieron González o Zapatero cuando gobernaron», señaló el jefe del Gobierno. «La derecha siempre nos ha acusado de querer romper España pero si hay algún partido que de verdad ama a España ese es el PSOE, el único que tiene una fuerte implantación en todos los territorios porque respetamos la diversidad de este país», añadió.

El presidente también llamó a la militancia socialista a defender la democracia contra sus enemigos, la ultraderecha o el trumpismo, que contaminan a la derecha tradicional, hoy desorientada y acomplejada ante el avance de los partidos radicales. «Cuando ellos hayan cambiado siete veces de nombre nosotros seguiremos aquí con el mismo que tenemos desde hace 14 2 años, porque el patriotismo se expresa más en la declaración de la renta que en los insultos el 12-O», lanzó Sánchez mientras reclamaba para España «inmunidad de grupo» contra el odio. El líder de los socialistas solo hizo referencia a Cataluña para decir que se abre camino el diálogo y la concordia, pero dando a entender que su Gobierno ha pasado página de la crisis territorial.

El 40 congreso del PSOE se cierra con una imagen, la de diez mil simpatizantes en la clausura según el partido, que supone una exhibición similar a la del PP hace 15 días cuando llenó hasta los topes la plaza de toros de València.

Compartir el artículo

stats