Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de proyectos en las cuentas participativas altera el reparto territorial

La Generalitat destina 101 millones de euros

El monasterio de Aigües Vives (Carcaixent) es uno de los proyectos de las cuentas abiertas. | PERALES IBORRA

La falta de proyectos en Torrevieja, Requena o València para los presupuestos participativos de la Generalitat hará que los vecinos de la Ribera, Camp de Morvedre y Camp de Túria puedan compatibilizar la compra y reforma del monasterio de Aigües Vives, la creación de un centro para personas sin hogar en Cullera o hacer formación de agricultura y ganadería sostenible. Es la ley de los vasos comunicantes.

Las consellerias de Participación y Hacienda se encontraron con la peculiaridad tras el proceso de votación y revisión de proyectos que de las ocho zonas en las que se dividió el reparto económico (siete agrupaciones de comarcas y una para toda la autonomía), en seis de ellas no se alcanzó el montante que la Administración había desglosado por territorio mientras en dos de ellas se excedía. ¿La solución? Lo que sobra para lo que falta.

Así, las comarcas del interior norte (Baix Maestrat, la Plana Alta y la Plana Baixa) recibirán casi 5,7 millones de euros pese a que su consignación prevista era de 5,4 millones para un total de 15 propuestas. Algo similar a lo que ocurre en las comarcas Xúquer-Turia, que rozarán los 15 millones pese a que la cantidad consignada era de poco más de 10.

El caso contrario es la sección que incluye a toda la autonomía, para la que se destinarán 34,5 millones de los 37 previstos que financiarán, eso sí, los 23 proyectos que han pasado el corte.

En total, los próximos presupuestos de la Generalitat incluirán hasta 101 millones de euros para financiar hasta 96 proyectos diferentes y que han contado con la participación de un total de 24.648 valencianos.

Compartir el artículo

stats