Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de mil niñas valencianas, víctimas de violencia machista en una década

Imagen de archivo de una niña agredida

La normalización de la violencia de género y la repetición de roles sexistas se mantienen también entre adolescentes, según el último informe de Save the Children, "No es amor". La organización ha analizado las políticas, estudios y datos existentes en España sobre violencia de género entre adolescentes y ha constado que las niñas y jóvenes menores de 18 años quedan en gran medida fuera del foco de las campañas y recursos contra la violencia de género, pero también de las centradas en la prevención de la violencia hacia la infancia y la adolescencia, produciéndose una mayor invisibilización de sus circunstancias.

Aunque no existen datos oficiales que crucen víctimas con agresores ambos menores de 18, el análisis de ambas variables ya ofrece un reflejo claro de la magnitud del problema. En la Comunitat Valenciana, los datos son especialmente preocupantes: es la segunda comunidad autónoma con mayor número de víctimas adolescentes de violencia de género (con orden de protección o medidas cautelares), sólo por detrás de Andalucía, según los últimos datos oficiales del Ministerio del Instituto Nacional de Estadística de 2020. En ese sentido, de las 514 niñas y adolescentes que se encuentran en esta situación en el conjunto de España 83 viven en la Comunitat Valenciana (118 en Andalucía). Así, en la autonomía un total de 1.013 niñas habrían sido víctimas de este tipo de violencia desde 2011, primer año que se cuenta con datos oficiales.

En lo que respecta a los niños y adolescentes que ejercen violencia de género, 10 fueron denunciados (con adopción de orden de protección o medidas cautelares) en la Comunitat Valenciana en 2020, frente a los 72 casos a nivel estatal según el INE. Esto también sitúa a la autonomía como segunda que más niños y adolescentes se encuentran en esta situación, sólo por detrás de Andalucía (con 16 casos). Desde 2011, 212 niños y adolescentes fueron denunciados por ejercer este tipo de violencia contra sus parejas o exparejas en la Comunitat Valenciana. "En la atención a las mujeres víctimas de violencia de género muchas veces falla esta perspectiva de infancia, lo que supone que niñas y adolescentes pueden encontrar barreras para poder acceder a una ayuda que tenga en cuenta su condición de niñas. Esto no hace más que invisibilidad a los cientos de niñas y adolescentes que la sufren cada año”, asegura Rodrigo Hernández, director de Save the Children en la Comunitat Valenciana. La organización denuncia así que esta problemática conlleva, además de la inexistente integración de ambos enfoques, la falta de confidencialidad dependiendo de si la adolescente tiene más o menos de 16 años, la necesidad de denuncia para acceder a ciertos servicios o la escasez de formación y de recursos especializados.

Asimismo, Save the Children considera vital la prevención de la violencia de género en edades tempranas para evitar situaciones de violencia tanto durante la adolescencia como en la edad adulta. Trabajar con los y las adolescentes es fundamental para que dejen de normalizar roles y relaciones que perpetúan la desigualdad y la violencia, y que consideren deseable y beneficiosa la igualdad de género. La organización también considera que la violencia de control y emocional son las más preocupantes en esta etapa de la vida, así como la autopercepción de lo que se está sufriendo puede llegar a infravalorarse.

“Yo siempre asociaba la violencia de género como algo de muy adultos, la típica madre con hijos, y no me imaginaba que se pudiera dar también entre adolescentes, en personas como yo”, asegura Carla, quien empezó a sufrirla cuando tenía 13 años. Save the Children también alerta sobre el gran número de chicos y chicas que no perciben que la violencia de género sea algo propio de su edad. Según varios estudios recientes, también resulta preocupante para la organización que haya chicos y chicas que rechazan esta problemática al considerarla un tema ideológico.

Desarrollo de la ley

Save the Children pide que esta problemática se aborde desde las actuales herramientas legales con las que se cuenta, teniendo como principal la Ley Orgánica de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, aprobada este año. Para ello, la organización pide una dotación presupuestaria mayor que la reflejada actualmente en el actual proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado dado que las partidas previstas para atención a la infancia y las familias, así como para la atención a la violencia de género, siguen sin ser suficientes. Además, es urgente la elaboración de la Estrategia de Erradicación de Violencia contra la Infancia, que pueda dotar de medidas de prevención, la detención temprana y la atención integral.

Entre las medidas clave dentro de la esta ley, Save the Children considera fundamentales para para la lucha contra la violencia de género entre adolescentes la educación afectivo-sexual desde edades tempranas, el uso seguro y responsable de los entornos digitales, el desarrollo de recursos de atención integral con enfoque de infancia y adolescencia y de género y las políticas de salvaguarda y protocolos de detección y actuación en escuelas con perspectiva de género. También pide impulsar y reforzar los programas de reeducación para adolescentes agresores, establecer mecanismos de denuncia seguros confidenciales, desarrollar registros para la recopilación de datos específicos y, por último, adaptar el sistema judicial a las necesidades de la adolescencia.

Además, a nivel autonómico es necesario que se siga avanzando en la elaboración de la estrategia valenciana de desarrollo de la Ley de Infancia y Adolescencia, aprobada por la Generalitat en 2018, teniendo en cuenta todas las novedades que contiene la nueva Ley Orgánica de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia para aplicarlas de forma efectiva. "Es necesario que todas las administraciones caminen en la misma dirección: en la de proteger a la infancia de cualquier tipo de violencia. Cuando esta ya se ha ejercido, hemos fallado como sociedad", concluye Hernández.

De forma paralela al informe No es amor, Save the Children lanza también una guía Coeducar en familia para ayudar a madres y padres a educar en igualdad, así como un curso para padres y madres. También ha puesto en marcha una recogida de firmas para exigir al Gobierno que se invierta en prevención de la violencia en la adolescencia.

Compartir el artículo

stats