Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lgtbifobia

Oltra asegura que los libros Lgtbi censurados en Castelló seguirán en los colegios pese al auto judicial

El president Ximo Puig también condena la retirada de estos títulos y defiende la diversidad

La vicepresidenta y consellera de Igualtat Mónica Oltra junto a la concejala de Cultura de Castelló (izquierda) en el acto en repulsa en la feria del libro.

Los 32 libros donados por el ayuntamiento de Castelló a once institutos públicos de la ciudad permanecerán por el momento en las estanterías pese a la jueza que ha admitido las medidas cautelares solicitadas por Abogados Cristianos.

Así lo anunció la vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, en un acto de condena en la feria del libro de Castelló y que contó con la participación de la concejala de Cultura, Verònica Ruiz (también de Compromís), y algunos de los autores de los 32 libros «secuestrados». «El Ayuntamiento de Castelló no tiene competencias sobre los centros educativos, sino la Conselleria de Educación, a la que no se ha interpelado en el auto» dijo Oltra.

Ayer también se pronunció el president de la Generalitat, Ximo Puig, igualmente en repulsa por la retirada de los libros. Puig aseguró, desde el respeto a las decisiones judiciales, que la diversidad forma parte de la libertad «de una manera absolutamente radical». Pero la decisión judicial continuó trayendo cola y generó más reacciones. La portavoz federal de Izquierda Unida y vicepresidenta del grupo parlamentario europeo The Left, Sira Rego, registró ayer en el Europarlamento una pregunta dirigida a la Comisión Europea para esclarecer su posicionamiento ante la paralización cautelar de estas guías de temática Lgtbi.

Imagen de los libros retirados de los institutos por un juzgado de Castelló.

Desde Lambda, por su parte, aseguraron que esta medida cauteltar "no solo provoca daños a los alumnos Lgtbi que se podían ver representados en estos libros, sino a todos el alumnado, que no va a entender la diversidad que hay hoy en día, porque en los libros de texto actuales no se cuenta", denunció su coordinador Fran Fernández.

Para Fernández "la jueza se ha saltado a la torera las leyes aprobadas en la Comunitat", además, prosiguió, "las medidas cautelares (dirigidas a que los menores no pudieran leer estos libros mientras se decide sobre su retirada) no tienen ningún sentido porque esos libros están editados desde hace años y disponibles en cualquier librería e incluso centros públicos".

"Esta medida no solo daña al alumnado Lgtbi que se iba a ver representado, sino a todo el alumnado, que no va a entender la diversidad que hay en la sociedad", denuncia Lambda

decoration

"Me gustaría que la jueza explicara cuál es exactamente el daño que puede hacer a un adolescente de 12 a 17 años acceder a libros de pedagogía y de sociología. Son libros que ayudan a los niños a entenderse mejor", dijo Fernández. Además, criticó los "prejuicios" en el fallo, ya que "es imposible contrastar 34 libros de 300 páginas en tres días para dictar ese auto".

"En Lambda lamentamos, dijo Fernández irónicamente, que el juzgado no haya visto el libro que editamos para los alumnos de primaria en el que hablamos de familias con dos papás y dos mamás para darnos la publicidad que han tenido estos títulos, porque la realidad es que este tipo de libros llevan años estudiándose en primaria sin que pase nada, pero la jueza se ha dado cuenta ahora de que se imparten en secundaria", criticó.

Por otra parte, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+) denunció que el auto supone una «censura ideológica». La entidad anunció que desde sus servicios jurídicos se están estudiando las posibles acciones judiciales.

Compartir el artículo

stats