Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brecha digital

Cáritas reprocha a Vivienda que no responda a su queja por dejar fuera de las ayudas al alquiler a los migrantes

La entidad formuló una queja al Síndic en la que pedía a conselleria citas presenciales para pedir las ayudas, ya que priorizar la vía telemática deja fuera a muchos extranjeros sin recursos debido a la brecha digital

Varias personas realizando un trámite de servicios sociales.

Cáritas diocesana de València ha emitido hoy un comunicado en el que reprocha a Vivienda que no responda a su petición de habilitar citas presenciales para reclamar las ayudas al alquiler ya que, según la entidad, el hecho de que solo se puedan reclamar por vía telemática hace que muchas personas migrantes queden fuera debido a la brecha digital. Según han explicado desde la asociación, se formuló una queja al Síndic de Greuges para conseguir una respuesta de conselleria el pasado mes de julio y, tras ampliar el plazo en dos ocasiones por el silencio de Vivienda, la fecha límite acabó este 9 de octubre. Desde entonces, y ya fuera de plazo, no han recibido respuesta.

Según asegura la entidad, una vez cumplido el segundo de los plazos concedidos por el Síndic a la Generalitat para que se pronunciara, las Cáritas de Orihuela-alicante, Segorbe – Castellón y Valencia, se plantean acceder a la vía judicial. Desde Cáritas diocesana han recordado que la Orden 3/2021 por la que se aprobaban las bases reguladoras para la concesión de ayudas del Programa de Ayudas al alquiler de viviendas y del Programa de ayudas al alquiler para jóvenes excluía, expresamente, la presentación de las mismas por registro general de entrada, por lo que las personas que carecen tanto de dispositivos como de conocimientos informáticos quedaron fuera del acceso a dichas ayudas.

Tal y como asegura la entidad en el comunicado, a principios de junio pasado un equipo técnico de Cáritas Valencia se reunió con la Direcció general de Emergència Habitacional i Funció Social de la Vivenda para comunicarle las limitaciones que supone priorizar la vía telemática de cara a que pudieran rectificar o plantearse un cambio en la normativa. Cáritas pidió que se flexibilizaran algunas de estas medidas y que se implementaran citas presenciales para facilitar a las personas que carecen de medios electrónicos la solicitud de las ayudas. Por su parte, el Síndic de Greuges llamó a la conselleria a tener en cuenta esta demanda de las tres Cáritas.

Limitación de derechos

En su comunicado, Cáritas Comunitat Valenciana explica que ha constatado en los últimos días de plazo de presentación de las ayudas que las citas ofrecidas por la entidad para ayudar a presentarlas via online eran insuficientes para el volumen de personas que las necesitan. Esto, según la entidad, fue lo que motivó a presentar esta queja ante el Síndic de Greuges "con el objetivo de reclamar que se modifique la legislación que excluye del acceso a ayudas sociales a quienes más las necesitan".

Desde Cáritas Comunitat Valenciana han recordado que las personas en situación de vulnerabilidad y hacia las que están destinadas las ayudas al alquiler, suman, además, dificultades materiales y habilidades digitales para poder relacionares sin dificultades con la Administración. La brecha digital, sentencia la organización, deja fuera a quienes más lo necesitan.

Compartir el artículo

stats