Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las lluvias dejan trombas de 200 litros, caminos cortados y trenes anulados

La línea ferroviaria que conecta València y la Safor sufre retrasos de hasta 40 minutos

Lluvias torrenciales en Cullera LMV

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Lluvias torrenciales en Cullera M. Falcó / T. Álvarez

Las precipitaciones descargaron con intensidad torrencial durante el día de ayer en zonas del litoral sur de Valencia, dejando registros de 200 litros por metro cuadrado (l/m2) y cascadas de agua en la localidad de Cullera, 180 l/m2 en Tavernes de la Valldigna, 134 l/m2 en Barx, 70 de ellos en tan solo una hora y también 96,4 l/m2 en Oliva. Circunstancia que obligó a cortar numerosos caminos inundados en la Ribera y la Safor.

Las lluvias, además, obligaron a cancelar varios trenes del servicio de Cercanías que conecta València con el sur de la provincia y el interior. Los trenes de la línea C1 que unen València y Gandia sufrieron retrasos de hasta cuarenta minutos por incidencias en las infraestructuras ferroviarias entre Cullera y Tavernes, a consecuencia del agua acumulada en ambas estaciones.

La lluvia hace estragos en el mercadillo tradicional de Benejúzar @MeteOrihuela

Emplearse a fondo

En la comarca de la Safor, la lluvia obligó a los servicios de emergencias y seguridad a emplearse a fondo, especialmente en el cierre de decenas de caminos rurales en varios municipios. Más destacable fue un rayo que provocó un incendio en una vivienda en el casco urbano de Tavernes de la Valldigna. El impacto causó un fuego que provocó importantes daños en el mobiliario, electrodomésticos o ropa y también una enorme humareda. Pese a ello, el arquitecto municipal realizó una evaluación que concluyó que no había afectado a la estructura de la edificación. Esta localidad fue la más azotada por el temporal.

Muchos problemas

En otras localidades se superaron con creces los 100 litros. En Xeraco se alcanzaron los 146 en la playa y entre Gandia y Barx 134, lo que provocó muchos problemas en la urbanización de Marxuquera. Algunos municipios de interior también acumularon importante cantidad de lluvia, como Benifairó de la Valldigna, con 133 litros y Palma de Gandia con 106. Otros como Oliva se quedaron con 90 litros y Villalonga registró un máximo de 56.

Las lluvias se localizaron en la mitad sur durante la primera mitad del día, en especial sobre la Vega Baja, donde se superaron los 70 l/m2, obligando a desalojar un colegio en Guardamar e inundando viales en zonas urbanas.

Vías llenas de agua

En Cullera, las precipitaciones afectaron también a la circulación de los trenes de Cercanías de la línea C1, ocasionando cancelaciones de servicios y retrasos de hasta 40 minutos debido a una incidencia en la infraestructura entre esta localidad y Tavernes. A primera hora de la tarde la mayor actividad se localizó en el mar y no se registraron rayos en tierra.

Compartir el artículo

stats