Dos accidentes de tráfico han complicado mucho la circulación esta mañana en el entorno de València ciudad y el área metropolitana. Los siniestros han ocurrido a primera hora de hoy en la V-30 y en la V-31, más conocida popularmente como Pista de Silla y, entre los dos, a las 8.00 de la mañana registraban casi 6 kilómetros de atasco, a los que hay que sumar las numerosas retenciones que a esas horas existían en los principales accesos a la capital del Túria debido a la intensa circulación.

Pocos minutos antes de las diez de la mañana aún quedaban 4,5 kilómetros de atasco en la V-30 y tres en la CV-36, a la altura de Picanya, aunque en este último caso por circulación intensa. Y en torno a las 11.00 horas aún había un kilómetro de congestión en la V-30. Pasadas las 11.30 horas, la situación por fin había vuelto a la normalidad en la V-30.

Dos siniestros de tráfico

Los dos accidentes han tenido lugar pasadas las 7.30 horas en el kilómetro 9,6 de la V-30, a la altura del término municipal de València y en sentido hacia la A-7. El siniestro, del que no han trascendido sus circunstancias, ha obligado a cerrar el carril izquierdo de la vía. Como consecuencia de este incidente, la carretera registraba a primera hora 3,5 kilómetros de retenciones que alcanzaban incluso el término municipal de Quart de Poblet.

El segundo accidente ha ocurrido también cerca de las 7.30 horas pero en la carretera V-31, a la altura de Sedaví y en sentido hacia la ciudad de València. El siniestro ha provocado el estrechamiento del carril derecho de la vía y una congestión que a las 8.15 horas era de casi dos kilómetros y medio, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Retenciones kilómetricas para entrar en València

Estos no han sido los únicos problemas de tráfico que se contabilizaban esta mañana en València, puesto que en la CV-35, más conocida como Pista de Ademuz, había también dos kilómetros de atasco a la altura de Burjassot y en sentido hacia la capital del Túria. También en este mismo sentido pero a la altura de San Antonio de Benagéber había un atasco importante que, a las 8.20 horas, alcanzaba los 5 kilómetros de longitud.

También en la V-31, pero ya en el término de Silla, se medían desde primera hora de la mañana de hoy dos kilómetros más de retenciones en el sentido hacia la ciudad de València. A estos había que sumar la congestión existente en Sedaví debido al accidente antes mencionado.

En la carretera V-21, a la altura de Alboraia, también se registraban esta mañana 3 kilómetros de atasco en el sentido de entrada a València debido a la intensidad de la circulación a primera hora del día.

Y en la CV-36, en el término municipal de Picanya, había tres kilómetros más de retenciones, también en el sentido de acceso a la capital del Túria, mientras que en la carretera CV-30, en Paterna, se contabilizaban dos kilómetros de congestión hacia la V-30 a esa misma hora.