Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell acelera su descentralización tras alejar de València la sede de 11 entidades

Puig quiere predicar con el ejemplo de lo que reclama a Madrid

El conseller Arcadi España y el alcalde, Darío Moreno, en Parc Sagunt, hoy la entidad Espais, Econòmics i Empresarials. . .danieltortajada

La administración autonómica ha puesto en marcha un proceso de descentralización aún incipiente que busca ubicar sedes de entidades y organismos de la Generalitat fuera de la ciudad de València. Se trata de una estrategia ya visible que está en consonancia con el debate abierto por el president, Ximo Puig, que reclama a su vez la descentralización de sedes del Estado para que el poder de la Administración no esté radicado únicamente en Madrid y que le ha llevado a solicitar la sede en València de Puertos del Estado.

El proceso autonómico ha llevado ya a una decena de entidades a ubicar sus sedes fuera de València. Puig se refirió el jueves en las Corts a esta cuestión, aseguró que su gobierno lleva ya una legislatura «haciendo lo que no se ha hecho nunca» y garantizó que existe voluntad manifiesta de insistir en el proceso.

De momento, la entidad de más peso en salir de la capital es la Consellería de Innovación y Universidades, aunque parte de su personal sigue en en el cap i casal, y que tiene la sede en Alicante. Trasladar una conselleria fuera de València es un hecho sin precedentes, señalan desde el Consell. El departamento gestiona un presupuesto de 1.085 millones y aunque es un porcentaje escaso en el total del presupuesto supone la punta de lanza de una estrategia con la que el Consell quiere predicar con el ejemplo de una política que reclama al Estado y que ha llevado al propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha coger el testigo con la idea de que las sedes de nueva creación puedan ubicarse lejos de Madrid.

La Administración valenciana también ha situado en Alicante la sede de Distrito Digital junto a la de la Sociedad de Proyectos Temáticos, un ente que en tiempos del PP se convirtió en una especie de cajón de sastre en el que cabía desde la gestión de infraestructuras como Terra Mítica o el aeropuerto de Castelló a eventos como la Fórmula 1, pero que generó un agujero superior a los mil millones y que se reorientado para hacerlo viable. Ambas ocupan espacio en el fallido complejo cinematográfico Ciudad de la Luz.

Otra entidad relacionada con la modernización tecnológica, la Agencia Valenciana de la Innovación también ha encontrado espacio en Alicante.

Y en Benidorm, la ciudad turística por excelencia, tiene sede la Dirección General de Turismo. En la campaña de 2015, Puig prometió la creación de una Conselleria de Turismo que tendría la ubicación en esta ciudad pero no se creó y ya en el segundo Botànic se decidió instalar la dirección general de turismo, área adscrita a Presidencia.

En esta línea, es inminente la puesta en marcha de la sede de la Agencia Valenciana de Protección del Territorio en Elx. Se trata de un organismo autónomo adscrito a la Conselleria de Política Territorial que dirige Arcadi España y que ejercerá las competencias de protección de la legalidad urbanística con atención a las más de 400.000 viviendas ilegales que existen en la Comunitat Valenciana y que tiene abierto el proceso de adhesión por parte de los ayuntamientos que lo decidan.

También en Alicante, en este caso en Orihuela, tiene su sede la oficina Vega Renhace, un ente que busca convertir la tragedia que supuso la Dana de la Vega Baja en una oportunidad, la de vertebrar las comarcas del sur con un plan más ambicioso para fomentar el crecimiento y acercar la Administración autonómica a esa comarca. La mayor parte de la descentralización se ha producido en la provincia de Alicante, también con la subsede del IVAM en Alcoi, pero en València se ha seguido el mismo camino con sedes como la Agencia Valenciana de Protección Ferroviaria en Torrent, lo que incide en un proceso de descentralización que mira no solo a las capitales de provincia sino también a las comarcas.

En la capital del Camp de Morvedre, Sagunt, se ubica la sede de Espais Econòmics i Empresarials (EEE), la refundación de Parc Sagunt a través de una empresa pública que busca captar inversión y promocionar polígonos industriales en toda la autonomía.

Proceso que comenzó en los 80

El proceso entronca con el iniciado en los 80 cuando se ubicó el Síndic de Greuges en Alicante y el Comité Económico y Social (CES) en Castelló. Precisamente en esta capital se ha instalado la sede de la Oficina de la Despoblación y la del Consell del Audiovisual de la Comunitat Valenciana. También la de la Fundación Valer, una entidad dedicada a potenciar la investigación científica en el ámbito de las patentes y el conocimiento.

Compartir el artículo

stats