Los alumnos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universitat Politècnica de València (UPV) han construido un «balcón telescópico» en madera pensado para ser adherido a fachadas existentes de viviendas y poder mejorar así la calidad de vida de las personas que las habitan. La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática colabora en este proyecto, surgido ante las carencias que ha puesto en evidencia la pandemia en los espacios habitados y la reivindicación del balcón como espacio de vida.

Según la Generalitat, el taller ha estado organizado en el marco de la Cátedra Maderamen desde la UPV y se ha invitado a participar a la Cátedra de Arquitectura Sostenible desde la Universidad de Alicante (UA). En esta ocasión los alumnos han participado en el taller «Design & build. Creación de artefactos arquitectónicos anexos para la mejora de la calidad de vida en la vivienda». Para la primera edición de este taller, se propone una metodología de diseño y construcción que busca fomentar el uso de la madera desde la fase de diseño hasta la ejecución participativa de prototipos, partiendo desde criterios de recircularidad y sostenibilidad.