Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una valenciana para crear una Europa mejor

Clara García, una jubilada de 60 años, participa en la conferencia que junto a otros 800 ciudadanos de la UE aportarán propuestas y recomendaciones

Clara García, en el pleno del Parlamento Europeo el pasado mes de septiembre. | LEVANTE-EMV

El día que cogió el teléfono en casa de su madre y una voz le hablaba de la Unión Europea, Clara García no sabía si era una broma o una llamada comercial. No resultó ser ni una cosa ni la otra. A Clara, mujer de 60 años de San Antonio de Requena, le tocó un boleto para integrarse en el Parlamento Europeo durante un tiempo. Para ser como una ministra de asuntos exteriores a pequeña escala.

La llamada era de la Conferencia sobre el Futuro de Europa, un programa de la UE que busca ciudadanos de forma aleatoria para participar activamente en la aportación de ideas y recomendaciones para construir una Europa mejor. «Me sonó raro, pero yo soy muy crédula y como no me pidieron dinero, ni datos ni nada, seguí escuchando. Semanas después, estaba en Estrasburgo», relata.

Clara pasó a formar parte de uno de los cuatro grupos que la organización tiene establecidos, y de los 800 ciudadanos europeos que participan en la conferencia. Le tocó el más enfocado en asuntos relacionados con el papel de la Unión Europea en el mundo y la migración. Otros están más centrados en sanidad, cambio climático o temas económicos.

La UE no busca a gente especialmente formada para este programa. «Yo tengo hasta COU, pero lo que quieren son ciudadanos de a pie. Hay de todo, pero no quieren a expertos ni a personas con mucha formación. Precisamente lo que necesitan es gente del día a día para ver qué ideas puede aportar», explica la requenense.

Aprender geopolítica

Los conocimientos de Clara sobre la Unión Europea eran muy limitados hasta el día que sonó aquel teléfono. Lo que escuchaba en las noticias sobre las ayudas económicas a España para rescatarla de la crisis y poco más. «Fíjate que ahora estoy ‘empollando’ historia. No te exigen formación, pero llegas allí y ves que hay gente que conoce bien el contexto europeo, la actualidad, pues te tienes que poner las pilas», afirma.

«Al final, necesitas aprender algo de geopolítica. Estar a la última sobre lo que pasa en Europa, como por ejemplo cuáles son los problemas de Polonia, qué ocurre con Hungría o por qué en Rusia opinan una cosa y en otro país otra. Has de documentarte o estás perdida. Y es así como después puedes aportar más ideas», añade. La participación en la Conferencia sobre el Futuro de Europa ha enriquecido la vida de Clara. Aquel primer viaje a Estrasburgo le ha quedado grabado para siempre. «Era un viaje a lo desconocido. En el avión iban dos españoles más, una murciana y uno de Zaragoza. Un tercio es gente joven y yo me decía: ‘¿Qué pinta una jubilada de 60 años en esto? Al llegar íbamos con nuestro cartelito, nos recogieron y nos llevaron a un hotel al lado del Parlamento», recuerda.

«El primer día se presenta todo el mundo y se crean los grupos de trabajo de 15 personas. Te toca con gente de todas partes. Yo estaba con griegos, italianos, croatas, polacos, húngaros... Eso sí, yo pensaba que me iba de vacaciones y no es así. A mí me cuesta mucho hablar en público, me bloqueo y me pongo nerviosa», añade.

En unas horas, Clara se sintió parte activa de la UE. «Empezamos a debatir sobre los derechos humanos, de por qué Turquía no se integra en Europa, y de otros asuntos muy interesantes. Una chica iba anotando todo y una traductora va traduciendo todo al ritmo al que hablas. Es increíble como funcionan. Después, plasmaron las ideas más votadas de todos los grupos en el Parlamento», explica. Eso fue en el pleno del domingo, después de dedicar el viernes y el sábado a las largas charlas y debates.

La única ciudadana valenciana que participa en la conferencia ha sacado muchas conclusiones. «Hay muchos temas del mundo que desconocemos, y me he dado cuenta de lo bien que funciona la UE para abordar los problemas de los ciudadanos. Una vez empiezas a escarbar, te das cuenta de lo importante que es Europa, a la que ahora doy más valor. Tengo mayor conciencia europea», apostilla.

Cualquier ciudadano puede aportar ideas, de forma externa, para este programa en la página https://futureu.europa.eu.

Compartir el artículo

stats