El Botànic ha llegado a un acuerdo para aprobar las cuentas de la Generalitat Valenciana del próximo año 2022 tras la reunión de última hora de la comisión de presupuestos.

PSPV, Compromís y Podemos han pactado el documento económico más importante del año que debe servir para la recuperación después de dos años de pandemia. Una alianza que llega después de unos días de máxima tensión en los que Compromís no transigía a la petición de la Conselleria de Hacienda para rebajar determinadas partidas. Circunstancia que abocaba el acuerdo más allá de mañana, 31 de octubre, la fecha tope para no vulnerar la ley y el Estatut d’Autonomia.

Pero, finalmente, el PSPV ha aceptado subir el nivel de gasto y Compromís ha aceptado rebajar algunas partidas presupuestarias para adecuarlas a los ingresos.

El acuerdo se produce dentro del marco temporal que establece el Estatuto de Autonomía y responde, como ha ocurrido desde 2015, a la voluntad del Consell de aprobar los presupuestos en tiempo y forma. Según explican en un comunicado, "el consenso garantiza la continuidad de las políticas sociales y de progreso que siempre han guiado la acción de este gobierno".

De esta forma, la aprobación se producirá en una reunión extraordinaria del Consell que se celebrará el próximo miércoles 3 de noviembre. Ese mismo día, el documento se remitirá a Les Corts Valencianes para su tramitación parlamentaria antes de que finalice el año.