El otoño parece que ha llegado para quedarse. La entrada de un bolsa de aire frío en la Península Ibérica traerá consigo una bajada significativa de las temperaturas en los próximos días, también en la Comunitat Valenciana. Si bien las últimas jornadas se han caracterizado por tres días seguidos de vientos cargados de humedad y temperaturas suaves, las predicciones meteorológicas prevén que durante esta semana una vaguada muy alargada de tipo polar afecte de lleno a la Península y Baleares.

En las próximas horas las temperaturas disminuirán de manera considerable en el tercio noroeste peninsular, extendiéndose este ambiente frío, poco después, por toda la Península y el archipiélago balear. Si bien se prevén abundantes precipitaciones en el tercio norte que podrían ser en forma de nieve en los puntos más altos del pirineo y la cordillera cantábrica, los modelos con los que trabajan los meteorólogos apuntan hacia la formación de una DANA que afectaría de lleno a la Comunitat Valenciana y las islas Baleares.

Según los expertos de Metoered, la profunda vaguada polar, conducida por el jet stream, tenderá a aislar a una DANA. El movimiento hacia el sur y suroeste producirá una zona de bajas presiones en superficie. Estos dos sistemas interaccionarán y causarán lluvias abundantes en el Mediterráneo occidental, en especial de cara al fin de semana.

La incertidumbre sobre la posición final e intensidad de la DANA y baja superficie aún no permite especificar en qué puntos se producirán las precipitaciones, su intensidad y acumulados, según los modelos respectivos del ECMWF. Las precipitaciones abundantes están garantizadas en el tercio norte. 

El último episodio de lluvias torrenciales registrado en la Comunitat Valenciana dejó registros de más de 200 litros por metro cuadrado en Cullera y otros puntos de La Ribera y La Safor.