Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Corts rechaza las enmiendas contra la ley de acompañamiento

Los grupos parlamentarios de la izquierda defienden la norma pero mantienen su discrepancia sobre la regulación de la tasa turística

Pleno de las Corts la pasada semana

La Ley de Acompañamiento de los Presupuestos 2022 salvó ayer su primer obstáculo en las Corts para su aprobación definitiva al rechazarse las enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Ciudadanos y Vox. Todos los grupos de la oposición coincidieron en defender y apoyar la devolución al Consell de la ley durante un pleno que se prolongó durante tres horas y media. Las tres peticiones no prosperaron ante el voto en contra de los grupos parlamentarios de la izquierda (PSPV, Compromís y Unides Podem).

La Ley de Medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat contiene modificaciones en materia de bonificaciones fiscales, al tiempo que modifica decenas de leyes. Como en años anteriores la mayor controversia interna se ha producido en el ámbito tributario, ante la petición de Compromís y Unidas Podem de que usar esta ley para introducir la tasa turística. Tal como informó este diario, el texto que ha llegado al parlamento no contempla esta tasa, pero los socios del PSPV han presentado una enmienda parcial para incluirla. La iniciativa, no obstante, no cuenta con el respaldo de los socialistas, por lo difícilmente saldrá adelante.

Fuentes parlamentarias indicaron ayer que de momento no hay negociación para tratar de acercar posturas y evitar que la división en el seno del Botànic se escenifique en la votación de las enmiendas. El PSPV rechaza introducir la tasa turística a través de la ley de acompañamiento y propone trabajar una ley específica con el consenso del sector. Sus socios, sin embargo, quieren que se introduzca ya, aunque sea con una moratoria. La política de impuestos fue uno de los asuntos abordados en el debate de pim pam pum entre el tripartito y la oposición que se vivió en el parlamento.

El PP acusó al Botànic de cambiar los presupuestos «por la puerta de atrás» vía enmiendas, y calificó la ley de «fraude». Manolo Mata (PSPV) subrayó que «no hay subida de impuestos en el año post-covid» y acusó al PP de «patriotismo de opereta» y el «intento de ‘marbellizar’ la política» del PP. Para Cs, la ley de acompañamiento es «un trampantojo que respalda un proyecto de presupuestos «irreales con ingresos ficticios». El conseller de Hacienda, Vicent Soler, defendió que es un instrumento para la recuperación económica.

Compartir el artículo

stats