El Ministerio de Igualdad ha celebrado este miércoles la XVIII Entrega de reconocimientos con motivo del 25N, Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, cuyo galardón en la categoría de 'Resiliencia' ha recaído sobre Joshua Alonso Mateo, huérfano de la violencia de género, quien ha señalado que "no tienen que asesinar a otra mujer" para que la sociedad sea "consciente" de "cómo las violencias llenan" la vida y el "machismo inunda cada parte de la sociedad".

"Es duro tener que ser consciente de lo machistas que somos en el momento que asesinan a tu madre", ha señalado.

En su intervención, Alonso ha dedicado el premio a su madre, Sese Mateo, y ha agradecido a aquellas personas que le han apoyado "para continuar" con su vida y a entender "que hay vida después de la violencia de género". A su juicio, todo el mundo tiene capacidad de "cambiar" su posición frente al machismo. "Hay herramientas, están ahí, hay información, estudios, planes, programas", ha indicado, antes de apuntar que es "hora" de "dar el paso adelante".

El acto, que ha estado conducido por la periodista Marta Nebot, ha estado presidido por la ministra de Igualdad, Irene Montero, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, o la delegada de Gobierno en Madrid, Mercedes González, entre otras personalidades, y también han entregado los premios a las personas y entidades reconocidas.

Unión de la Educación y la Cultura

Entre las intervenciones más emotivas ha estado la de la actriz Sara Sálamo, reconocida en la categoría Cultura, quien ha contado cómo a pesar de tener una charla en el colegio sobre violencia machista no reconoció que ella la sufría en su relación. También se ha dirigido a quienes piensan que este tema es "ideología" para apuntar que ella, antes de tener ideología política "ya había tenido miedo de volver a casa sola" si había oscurecido.

A su juicio, el "antídoto" contra esta lacra es la educación a "los jóvenes y no tan jóvenes". "En las películas que hacemos y vemos, en las canciones que bailamos y en los libros que leemos", ha declarado, antes de señalar que Educación y Cultura "hoy más que nunca deberían ser hermanas para luchar contra esta lacra".

La directora de la docu-serie 'Rocío Carrasco. Contar la verdad para seguir viva', Ana Isabel Peces, ha recibido el aplauso del público cuando ha asegurado que creyó a Carrasco desde "el primer momento" en que la vio y que nunca pensó que iban a "ayudar a tantas mujeres" con la emisión de este espacio.

En la categoría 'Proyecto social contra la violencia de género', el reconocimiento ha recaído sobre la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe por el proyecto 'Tirar del hilo. historias de mujeres migradas supervivientes de la violencia machista'. Su portavoz, ha puesto en valor a quienes "escuchan" a las víctimas de violencia machista y que, ha apuntado "se llevan una parte" de esa violencia con ellas.

Piden más recursos y financiación

La atención a las víctimas de esta lacra también ha sido reconocida en la categoría 'Compromiso Feminista' para la Plataforma Unitaria contra la Violencia de Género de Cataluña, cuya portavoz, Montserrat Vila, ha pedido "recursos y presupuestos suficientes" para la prevención y atención, pero también para la educación y formación.

En la categoría 'Respuesta Institucional contra la violencia de género, se ha reconocido al proyecto Red de Municipios Protegidos contra la violencia de género, del Área de Igualdad de la Diputación de Valencia. Tal y como ha indicado la diputada que ha recogido el premio, Isabel García, esta iniciativa comenzó en la pasada legislatura y ahora tiene como objetivo ir "sumando municipios" de la provincia para conseguir "una acción coordinada" y "más eficaz" para la prevención, detección y eliminación de la violencia machista.

Por su parte, en la categoría de 'Investigación para la transformación social' ha sido reconocida Nerea Barjola, por su trabajo sobre el crimen de Alcàsser. A su juicio, se tiene una "deuda" con las tres chicas asesinadas --Miriam, Toñi y Desirée-- y con este premio, según ha apuntado, se "abre una puerta de reconocimiento hacia ellas y a todas las víctimas de tortura sexual".

Además, se ha reconocido a la fiscal de Sala Delegada de Violencia sobre la Mujer, Teresa Peramato, con el premio 'Justicia Feminista'. En su intervención, la fiscal ha llamado a las víctimas a "buscar apoyo" para "salir adelante" en esta situación y les ha pedido que "confíen" en la Justicia y "en la Fiscalía". "Estamos para ayudarlas", ha concluido.

"No estamos solas"

"Chicas no estamos solas contra la violencia de género" ha sido el mensaje lanzado por Yolanda Ricardo, alumna del IES Gómez Morano, quien ha recogido, junto a su profesora Rosario Abachian, el premio en categoría 'Educación' por la Comisión de Igualdad creada en dicho centro.

Antes de dar finalizado el acto, la ministra de Igualdad ha tenido palabras para todos los premiados, haciendo referencia a la importancia de la interseccionalidad de las políticas en esta materia, a la labor de las asociaciones feministas o al valor de la educación en igualdad y de la investigación.

En su referencia a Joshua Alonso, Montero ha asegurado que las víctimas y sus familias son "quienes guían los mayores esfuerzos" del Gobierno y su departamento "para que ninguna mujer más sea asesinada a manos de su maltratador".

En su intervención, ha explicado que el lema elegido para la campaña de este año, 'Juntas', es un llamamiento a la unidad en la lucha contra esta lacra, de las "mujeres", de las "instituciones", y "con los hombres" porque, según ha explicado, esta es "una lucha de toda la sociedad". "Hablamos de una lucha en la que las protagonistas son las mujeres, pero los hombres tienen una parte importante del trabajo que realizar y esta lucha, o la hacemos juntas y juntos o no conseguiremos erradicar la violencia contra las mujeres", ha declarado.

Del mismo modo, ha reconocido la necesidad de la unidad para lograr los "enormes retos pendiente" que quedan en esta materia como "proteger a las madres protectoras" que se "protegen a sí mismas y sus hijos" de la violencia machista; "proteger a las mujeres, hijos, familias y amistades de la violencia vicaria"; el reconocimiento de "la violencia institucional" o "combatir" la "justicia patriarcal" que, según ha indicado, sufre España según ha advertido la CEDAW y otros organismos internacionales.

"Este Gobierno y el conjunto de las instituciones no vamos a descansar hasta llegar siempre a tiempo en todos los casos", ha concluido la ministra.