Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fedea prevé que el Consell lidere el déficit en España en 2021 con un 1,5 %

La Fundación de Estudios sobre Economía calcula en 869 millones de euros el escudo social del Consell en 2021 para afrontar la pandemia

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, tras una intervención

La Fundación de Estudios sobre Economía Española (Fedea) hizo público ayer un nuevo informe sobre previsiones de cierre de las comunidades autónomas en 2021 según el cual el déficit en la Comunitat Valenciana se dispararía hasta alcanzar el 1,5 % del PIB. El estudio de este observatorio fiscal recoge la estimación de que el conjunto de las comunidades autónomas cerrarán este ejercicio con un saldo en términos de Contabilidad Nacional del -0,1 % del PIB. Una proyección más optimista que la realizada por la Autoridad Fiscal ( Airef) que la fijó en un 0,4 % del PIB o la que calcula el Gobierno en el Plan Presupuestario 2022 (0,6%).

La C. Valenciana pulveriza estas estimaciones ya que el desfase entre ingresos y gastos alcanzaría este año el 1,5 % del PIB, es decir, algo más de 1.500 millones de euros. Murcia, también infrafinanciada tendría el segundo peor déficit del conjunto autonómico, con un déficit del 1%. Varias comunidades, entre ellas Castilla-León, Castilla-La Mancha y Madrid cerrarían con superávit. Cabe recordar que las reglas fiscales están en suspenso este año y en 2022, si bien la recomendación era que este año el cierre presupuestario no superara el 0,6%.

Fedea reflexiona sobre el hecho de que el apoyo del Gobierno de España a través de los fondos extraordinarios aprobados para las comunidades autónomas y la recaudación excepcional que están teniendo a través de los tributos propios y cedidos ha permitido los buenos resultados. Con todo, advierte de que el gasto no asociado a la pandemia se ha disparado y recomienda comenzar la consolidación fiscal.

El informe de Fedea contiene otros datos relevantes sobre el gasto valenciano. Así, revela que es una de las autonomías en las que mayor impacto ha tenido el gasto covid sobre el gasto total realizado hasta julio de 2021. En concreto el 0,8 % de su PIB, frente al 0,7 % que registran de media las autonomías. Castilla-La Mancha es la que la pandemia ha tenido más impacto en el gasto al representar el 1,1 % del PIB. En concreto, el Consell gastó 869 millones, de los que 519 fueron en sanidad; 71 millones en educación y 280 en otros gastos.

Respecto a los gastos no financieros hasta julio, aumentaron en 6.626 millones en el conjunto del país, lo que supone una tasa de variación del 5,8 %, cifra que en la Comunitat Valenciana se sitúa en 6,2 %. La Conselleria de Hacienda subrayó ayer que esto evidencia el esfuerzo presupuestario e inversor realizado por el Consell para superar la crisis derivada de la pandemia y lograr situarnos en la media española. Por partidas, el gato por las contrataciones por la covid creció un 8,9 % ; los intereses por la reestructuración de la deuda se redujeron en un -18,1 y las transferencias sociales (incluye recetas médicas y conciertos sanitarios y educativos) crecieron un 6,7 %. La inversión se estancó en un 0,6 %, muy por debajo de la media, situada en un 6,6 %.

Para el Consell, esto demuestra que sido una prioridad garantizar la atención y el escudo social durante la pandemia que ha sido incluso superior a la media.

Por otro lado, la Conselleria de Hacienda indicó en un comunicado que no comparte las estimaciones de Fedea sobre déficit, pero en todo caso lo encuadró a la infrafinanciación.

Compartir el artículo

stats