Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat crea la figura del profesor sustituto para las universidades

Una "autoenmienda" de los grupos del Botànic a la ley de presupuestos de 2022 mitiga los problemas para cubrir bajas docentes en los campus

Los grupos del Botànic en las Corts han presentado una enmienda a la conocida como ley de acompañamiento de presupuestos con la que, junto a la aprobación de los números de 2022, modificarán un decreto para permitir a las universidades contratar profesorado expresamente para cubrir las bajas docentes.

En concreto, PSPV, Compromís y Unides Podem han pedido añadir un nuevo capítulo a un decreto de 2002, sobre el régimen y las retribuciones del personal docente e investigador contratado en las universidades públicas. En el texto que se incorporará con la aprobación de los presupuestos, aparece la nueva figura del «profesorado contratado sustituto», de la que ahora carecen las cinco universidades públicas valencianas. Así, las instituciones podrán «hacer contratos de sustitución» —a tiempo completo o parcial—, para «llevar a cabo la función docente del profesorado que tenga derecho a reserva del lugar de trabajo, así como para cubrir reducciones de docencia».

La enmienda también apunta que mientras se desarrolle el proceso de selección para la cobertura definitiva de la plaza, «se pueden hacer contratos de interinidad». Pero antes, «las universidades tienen que establecer el proceso de selección de este profesorado, previa negociación con las organizaciones sindicales».

Con esto, el Consell mitigará una de las reivindicaciones de las universidades, ante el atasco sine die de la aprobación del convenio colectivo, que no puede firmarse sin una aprobación del Ministerio de Hacienda que nunca llega.

Este convenio —que tienen todas las autonomías menos la C. Valenciana, como ha publicado este periódico— solventaría muchos de los problemas a los que se enfrentan los rectorados, como el de la sustitución de los docentes, además de conllevar mejoras en las retribuciones de la plantilla, lo que eleva el techo de gasto y es el principal escollo para su aprobación, a pesar de que existe un preacuerdo desde 2019. Así, la enmienda no soluciona el conjunto de reivindicaciones del sistema universitario público valenciano, pero sí mejorará las condiciones del profesorado que cubre bajas de larga duración en las universidades, como por ejemplo excedencias o servicios especiales y enfermedades complejas, que ganarán estabilidad sin perjudicar al resto de figuras labores.

Excesiva temporalidad

Hasta ahora, las universidades —teniendo en cuenta también la tasa de reposición que mantiene el ministerio— se veían obligadas a cubrir estas plazas con varios profesores asociados —con contratos de tres, cinco o seis horas semanales—, lo que ha agravado la excesiva temporalidad que acusan las plantillas docentes de las universidades.

Pese a este ‘parche’ que supone avanzar en uno de los puntos del convenio no firmado, las universidades no cesan en el resto de reivindicaciones. Un ejemplo es la visita de Mavi Mestre, rectora de la Universitat de València, a Madrid hace unas semanas, donde se reunió con el presidente del Senado, Ander Gil, y el senador socialista Javier de Lucas —presidente de la comisión de Universidades— para tratar el atasco del convenio y también la LOSU. La rectora también ha escrito a los grupos del Congreso en relación a estas cuestiones, con quienes pretende reunirse en enero.

Una nueva opción que se suma a las plantillas

La enmienda presentada por el PSPV, Compromís y Unides Podem crea la nueva figura contractual del «profesor contratado sustituto» para cubrir bajas de larga duración. Según consta en el texto presentado en las

Corts, las universidades podrán contratar para estos docentes a "personas que estén en posesión del título de licenciado, ingeniero, arquitecto, graduado universitario de, como mínimo, 300 créditos ECTS o el máster universitario, o uno equivalente". Así, estos se sumarán a las figuras ya existentes como ayudante, ayudante doctor, contratado doctor, catedrático contratado (no funcionariales); y a los profesores titulares y catedráticos (funcionarios), además de los profesores asociados.

Compartir el artículo

stats