Foro economía comarcal: Gandia abierta al mar.

Por su ubicación, en un entorno urbano y de gran afluencia turística, no cabe en el puerto de Gandia el tráfico de mercancías que pueda «ensuciar» el ambiente. Lo dijo Rosana Navarro, directora de Operaciones de la empresa Navarro y Boronad, pero lo defienden todos los actores con intereses en el puerto, empezando por el propio ayuntamiento.

Por ese motivo en Gandia no se puede implantar un tráfico de mercancías a granel, como ocurre en Alicante, ni se dan las condiciones para grandes buques porta contenedores, como es el caso de València, ni caben terminales para la carga y descarga de hidrocarburos como las que sí existen de Sagunt.

Para Gandia se reservan otros tráficos, lo que no significa que pueda haber iniciativas novedosas que permitan potenciar la actividad en la más pequeña de las tres terminales marítimas que gestiona la Autoridad Portuaria de València (APV).

Foros economía comarcal.

Foros economía comarcal.

Una de las iniciativas más interesantes es la que ha abierto la empresa Navarro y Boronad. Obtenido ya el «certificado halal», requisito para enviar productos alimentarios a países árabes, ahora la consignataria quiere que Gandia se convierta en el primer puerto valenciano, y uno de los primeros de España, habilitados para el transporte de animales vivos. En concreto, se plantea el gráfico de ganado, mayoritariamente corderos, que tendrían como destino el norte de África.

Lo reveló la directora de Operaciones de la empresa, Rosana Navarro, quien explicó a los participantes en el Foro de Economía que ya ha presentado la documentación para obtener las autorizaciones necesarias. «Los países árabes nos lo están demandando», señaló Navarro, al tiempo que apremiaba a los responsables del Ayuntamiento de Gandia, de la Autoridad Portuaria de València y de los ministerios implicados para dar el paso definitivo.

El tráfico de animales vivos desde Gandia permitiría abrir un tercer puerto mediterráneo con esa mercancía tan singular, dado que ahora ya se realiza desde Tarragona y Cartagena. El ganado, especialmente el que se cría en zonas interiores del este de la península, como Castilla-La Mancha y Aragón, se trasladaría en camiones hasta el puerto gandiense, donde tendrían lugar las inspecciones requeridas. De allí, siempre cumpliendo las normas sanitarias, se embarcan en buques especialmente acondicionados para que los animales soporten la travesía, que, al tratarse del norte de África, sería de pocos días.

La de cordero es una carne especialmente apreciada en el mundo árabe, sobre todo en determinadas fechas. En aquellos países es tradición adquirir el animal vivo porque también el sacrificio forma parte del rito.

El otro frente abierto en el puerto gandiense es el de consolidarlo como punto de partida y llegada de ferris que conecten con Ibiza y Mallorca. Ya estuvo en marcha una línea de Trasmediterránea, que después operó con el nombre de Armas, que consiguió 52.800 pasajeros en 2018 y ascendió a 85.000 en 2019. La crisis sanitaria truncó ese arranque de una actividad deseada por todos cuando incluso se había proyectado la construcción de una estación marítima en el último tinglado portuario.

En este Foro de Economía el concejal Miguel Ángel Picornell no solo consideró «importante» que Gandia insista en recuperar esa línea a Ibiza y Mallorca para recuperar pasajeros y mercancías, sino que reveló que se han abierto contactos con la naviera Grimaldi, que el pasado verano llegó a un acuerdo para quedarse con los barcos y las rutas de Armas-Trasmediterránea. En ese contexto, se mantiene la «reserva» del tinglado que podría habilitarse como estación marítima en el momento en que el tráfico se restableciese.

Si el ayuntamiento considera que esta actividad es positiva para el turismo, algo de lo que no cabe duda, también Ramon Soler señaló que existe interés por parte empresarial. Muchas pequeñas firmas, entre ellas las de servicios, se aprovecharon de la ruta Gandia-Ibiza que, a partir de la suspensión, se realiza desde Dénia a través de Baleària.

Un debate permanente

El Foro de Economía Comarcal sobre el puerto de Gandia, que abordó aspectos generales de la relación entre esta ciudad y el mar, estuvo moderado por el periodista Julio Monreal, y al mismo acudió la directora de Levante-EMV, Lydia del Canto.

La enorme suma de intereses que rodean el puerto permitió constatar no solo esa unanimidad en aprovechar todos los recursos para potenciar su papel en la economía y el desarrollo local, sino que los participantes agradecieron la convocatoria y consideraron que sería conveniente repetirla periódicamente.

En definitiva, resulta necesario poner en común ideas y proyectos que permitan mantener el atractivo de un puerto que, junto a la playa, forma parte de las imágenes icónicas de la ciudad de Gandia y, todavía más importante, constituyen focos generadores de oportunidades, riqueza, empleo y cultura.