Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El brexit dispara por primera vez las nacionalizaciones de británicos

Marruecos, Colombia y Ecuador siguen a la cabeza de las solicitudes con el 38 % del total de permisos concedidos

El brexit dispara por primera vez las nacionalizaciones de británicos

Los países habituales en los flujos migratorios desde hace décadas siguieron a la cabeza del número total de personas que accedieron a la nacionalidad española en la Comunitat Valenciana en 2020. Marruecos (2.760), Colombia (1.346) y Ecuador (1.091) representan entre los tres el 38,4 % de los países de origen de quienes estrenan pasaporte español en territorio valenciano. Un porcentaje elevado pero estabilizada en el tiempo.

Hay nuevos —y tal vez esperados— invitados a la estadística que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de los británicos. Su presencia en las listas del INE era mínima hasta hace bien poco: seis en 2018, tres en 2015 y cinco en 2013, por ejemplo. Ya hubo 23 previsores que se nacionalizaron en 2019 antes de que el brexit entrase en vigor, de manera oficial, en 2020. Durante ese año se expidieron 55 documentos, más de uno de cada diez de los gestionados en el país. Es un abrumador 816 % más que en 2018.

Hay que destacar que para pedir la nacionalidad por residencia los británicos no forman parte de ninguna de las excepciones que recoge la ley. Para presentar los papeles deben haber residido en España al menos diez años seguidos. Es decir, es complejo ser candidato, pero aun así la fiebre por no quedarse fuera de la ciudadanía europea ha hecho que se disparen los british que ahora también son valencians de la terreta por completo.

Es más, en lo que respecta a la variación de solicitudes aprobadas en 2019 solo están por detrás de los venezolanos. A ese país caribeño pertenecen 516 de las personas que obtuvieron la nacionalidad en 2020. La crisis estructural que vive esa nación desde hace varios años es la responsable de que un 140 % más opte por el pasaporte español.

En el caso de los venezolanos, al igual que sucede para todos los países iberoamericanos, solo tienen que residir dos años en España para optar a la nacionalidad por residencia, que es la manera en la que se accede a ocho de cada diez nuevos pasaportes.

Solo cerca de un 10 % de los formularios que llegan al Ministerio de Exteriores lo hacen por el otro método común: la nacionalidad por opción. Esto es, por tener padres españoles. Una carta con la que juegan muchos argentinos, uruguayos, cubanos y venezolanos que son hijos o nietos de los miles de españoles —entre ellos, valencianos— que hicieron las Américas en el siglo XX. Más allá del particular caso británico, que es consecuencia inmediata de una decisión política que ha zarandeado a Europa, las rutas migratorias suelen explicar la cantidad de peticiones. Un total de 3.843 personas con origen en países africanos recibieron pasaporte español en 2020. Tras Marruecos se encuentra Argelia, con 458 pasaportes aprobados, el 26,2 % más que el año anterior.

De ese continente, solo Guinea Ecuatorial cuenta con el beneficio de poder pedirla tras dos años de residencia. El resto de los aspirantes se han enfrentado a procesos farragosos y burocráticos que, en ocasiones, duran varios años desde que se ponen en marcha.

Sigue la migración rumana

Entre los países que más nuevos españoles residentes en territorio valenciano generan año a año, llama la atención el caso de Ecuador, que ha tenido un 1,1 % menos de peticiones aprobadas. El resto de las principales procedencias sube respecto a 2019. Rumanía, con una fuerte migración a la Comunitat en la primera década del siglo, tuvo en 2020 su máximo de la actual serie estadística, que cuenta desde 2013. Hubo 534 peticiones.

Por otro lado, están las nuevas tendencias migratorias. Entre ellas sobresalen las personas originarias de Pakistán, cuyos aspirantes al pasaporte han marcado su máximo histórico, con 664 nuevos documentos expedidos.

Compartir el artículo

stats