Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Catedrático de Análisis Matemático.

Juan José Nieto Roig : "Sorprende que no haya un centro de epidemias porque habrá más"

Reclama un espacio para los expertos ante la certidumbre de que serán necesarios

El matemático, en uno de los balcones de la Casa de la Ciència del CSIC, en València. | FERNANDO BUSTAMANTE

¿Qué dice su modelo matemático de este aumento de casos? Otro modelo del Ejército de Tierra preveía ya el año pasado una ola para diciembre...

Por ahora es difícil de predecir. En España se han duplicado los casos en 10 días. Si en los próximos diez días se duplicaran también eso quiere decir que estaríamos en crecimiento exponencial que significaría que sí está en marcha esa sexta ola. Yo espero que no porque el nivel de vacunación es muy alto pero hay que tener prudencia.

Aquí se trabaja ahora para aplicar el certificado covid. ¿Qué piensa de su eficacia cuando el 90 % de la población está vacunada?

Creo que es un aspecto muy delicado y controvertido porque es compartir datos sensibles. Tiene que ser una decisión de los políticos asesorados por las autoridades sanitarias y científicas y para lo que puede servir ese certificado es para que la gente se modere. Comprendo que si uno se va a una discoteca a las 4 de la mañana pasándolo bien, no se acuerda del coronavirus.

¿La pandemia ha puesto en valor el trabajo de los científicos y el de los matemáticos?

Sí ha sido una de las consecuencias que hemos aprendido de la pandemia y de forma dolorosa. Y de los científicos en la plenitud de la palabra, desde los médicos, epidemiológicos, estadísticos... a todos nos han devorado con datos. Para todo eso se necesita gente que sepa manejar los datos, o sea, matemáticos.

¿Se sienten escuchados?

A título personal, como me vi involucrado en la evolución de la pandemia y me pidieron opinión sí me he sentido escuchado. Después es muy difícil desde el punto vista político tomar ciertas decisiones porque intervienen otros aspectos como los económicos. Se ha ido evolucionando y hemos ido haciendo lo que se puede (ríe).

¿Deberían las consejerías de Sanidad incluir matemáticos en sus equipos?

Creo que sí, hay comisiones a nivel nacional en las que hay algún matemático y hay equipos de investigación en los que hay algún estadístico para asesorar sobre la parte más matemática pero queda mucho trabajo por hacer. Me sorprende a estas alturas que no se haya creado un centro nacional para el estudio de las epidemias porque a nadie se nos escapa que va a haber más. La OMS ya había hablado de una gran epidemia del virus X.

¿No es esta?

No, no creo que sea esta, creo que puede haber otras epidemias con otros factores que ni nos imaginamos. No es por ser catastrofista pero es lo que ha sucedido a lo largo de la historia. Ahí tenemos el cólera, el dengue, la gripe española y ahora esto. Quizá en muchos años no los volveremos a padecer pero en el futuro lo habrá. Como los volcanes, nadie se acordaba y ahí tenemos el de La Palma.

Ahora los modelos se están enriqueciendo con el big data. ¿Se está aprovechando?

Estamos en la era del big data pero vimos que no era para tanto, sobre todo al principio de la pandemia, porque había muchos datos pero muy dispersos y no estructurados de los que era difícil sacar información. Por otra parte, los modelos se pueden complicar con muchos aspectos, desde el geográfico con movilidad, con redes sociales —hicimos un experimento a ver si servían para predecir el futuro de la epidemia—, pero cuanto más complicado es el modelo más difícil es obtener alguna conclusión. Hay que jugar en el equilibrio de un modelo sencillo y uno más complicado para obtener una prospección a corto plazo.

Muchos grupos de matemáticos están desarrollando sus propios modelos. Están como niños con zapatos nuevos.

Sí, como decías, los matemáticos estamos encantados. La pandemia nos ha sacado de la sombra en la que solemos trabajar y eso es de agradecer pero también es cierto que hemos sufrido porque nos gusta ver qué pasa con una ecuación pero si no la resolvemos ¡ya saldrá para el año que viene! Pero aquí tuvimos que resolver en tiempo real y a eso no estamos acostumbrado.

¿Qué máximo de fallecidos en pandemia apuntaba su modelo?

Lo hemos hecho con colegas de otras universidades de España y la diferencia entre los fallecidos usuales en un año y los fallecidos en el año del coronavirus es muy grande, prefiero no dar cifras.

¿Coincide con la contabilidad oficial?

No, claro, porque hay muchos fallecidos oficiales de la covid, pero después están los que fallecieron por coronavirus pero no se contabilizaron oficialmente. Ahí hay una diferencia bastante amplia. Lo acaban de decir (que hay más fallecidos por covid que los registrados oficialmente) y sí, el modelo apuntaba esa diferencia.

Han hecho estudios en el Instituto Carlos III y están colaborando con la India. ¿Quién más ha llamado a su puerta en pandemia?

Sí, hemos colaborado con investigadores de muchos países. Recientemente escribí un artículo sobre la tercera vacuna, sobre cómo va a influir con investigadores de la Harvard Medical School.

¿Y cómo va a influir?

Pues como no se vacune a la población mundial lo vamos a tener mal en el primer mundo. Aunque la población vacunada esté aquí en torno al 90 % (con segunda dosis o con terceras) hay otros países como en África donde el índice de vacunación es mínimo. Puede pasar que en algún país donde el índice de vacunación sea pequeño vayan surgiendo nuevas variantes que al final van a acabar llegando a Europa y a España y el nivel de protección de las vacunas entonces no será el mismo.

¿O salimos todos juntos o no salimos?

Es la consecuencia evidente de todo lo padecido y es parecido a la problemática del cambio climático. No es lo que hagamos aquí, tiene que ser algo mundial. Con la pandemia del coronavirus pasa lo mismo.

Compartir el artículo

stats