Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toni G. Picornell: "Es momento de tener un debate sobre cómo debe ser el acceso a la universidad"

El docente, presidente de Fedadi, apunta que hay que comparar los formatos de otros países y defiende que el sistema de evaluación "debe dar un giro"

Toni GonzálezPicornell, en sudespacho.

Toni González Picornell es representante de los directores de Secundaria de toda España. Director del IES Pare Vitòria de Alcoi, Picornell ha sido nombrado recientemente presidente de la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (Fedadi), cargo que compaginará con la presidencia de la valenciana Adies-PV.

¿Cómo es llegar a un cargo como el suyo en un momento con tantos cambios por delante?

Es un momento clave y un cargo de responsabilidad. Fedadi ya está habitualmente en contacto con el ministerio, sobre todo por el desarrollo de la Lomloe: el desarrollo del currículum, las nuevas metodologías, la autonomía de los centros, la profesionalización de la dirección —como la formación y la evaluación de la dirección, para saber en qué punto estamos y ejercer el liderazgo pedagógico que debe hacer cualquier equipo directivo—... y colaborando en los diferentes aspectos para los que nos requieren.

¿Cuál es el papel de los equipos directivos en un centro?

Tenemos que ejercer liderazgo pedagógico y eso es complejo en algunas autonomías, porque según los recursos de personal, la organización y la aplicación de la Lomloe —como las nuevas metodologías, la codocencia o trabajar en proyectos— es más fácil.

¿Este liderazgo es posible sin una descarga de la burocracia que afrontan los directores en su día a día?

Eso es una realidad. Tenemos necesidad de una descarga burocrática que no se acaba de planificar ni organizar; hay que plantear de qué manera lo hacemos, ver cuál es la mejor fórmula para minimizar el tiempo dedicado a la parte burocrática. Hace falta porque diariamente estamos pendientes de diferentes trámites y al final el objetivo es darle lo mejor al alumnado. Podemos aprovechar la digitalización, pero debe evolucionar más.

Ha hablado de la Lomloe y el trabajo para implantarla. En España se critican mucho los cambios periódicos en las leyes educativas, ¿creen que esta puede marcar un antes y un después en la enseñanza española?

Pensamos que sí será un antes y un después y lo idóneo sería que, por fin, los diferentes equipos de Gobierno a nivel estatal llegaran a un pacto educativo, dejando de lado los ideales políticos porque la educación es más que importante en nuestra sociedad, lo hemos visto en pandemia. No tiene sentido que con un cambio de gobierno tengamos otra ley orgánica y cuestiones que dificultan el objetivo básico. Una de las cuestiones más ilusionantes de la nueva ley es que pretende que todo el mundo que empieza unos estudios los finalice y, después, siga con estudios postobligatorios vinculados a su vocación profesional o a su futuro deseado. Se busca el éxito escolar.

«Tenemos necesidad de una descarga burocrática que no se acaba de planificar ni organizar»

Toni González Picornell - Presidente de Fedadi

decoration

Hablando de política: ¿Preocupa a los directores que la educación se haya convertido en un arma arrojadiza en la batalla política?

Desde Fedadi ya hace tiempo que solicitamos un pacto educativo, unos pilares básicos para no estar con cambios... Pensamos que las TIC y la digitalización implican que el alumnado debe tener nuevas competencias; no podemos volver al sistema tradicional. En estos momentos tenemos un nuevo camino de futuro, con nuevas herramientas, y hay que aprovecharlo. Los conocimientos están ahí, como ha pasado en toda la historia de la educación. El sistema de evaluación debe dar un giro y aprovechar lo que ya está en autonomías como el País Vasco, con una evaluación por competencias en la FP, que ya no habla ni de números, además de mirar lo que marca la OCDE o la Unión Europea.

Ha hablado de las competencias; los ámbitos también están ya en Secundaria... ¿Esto se traduce en menos libros de texto?

Trabajar en ámbitos implica muy claramente hacerlo de forma interdisciplinaria. En la C. Valenciana tenemos la ventaja de que ya se trabaja mucho con los ámbitos —sobre todo en 1º de ESO— y con resultados positivos, porque el alumnado se siente gratificado, lo que no quiere decir que dejemos los conocimientos. Probablemente los manuales cada vez queden un poco al lado y trabajemos con otros instrumentos, seguramente digitales.

Estas semanas trabajan en el nuevo currículo educativo. ¿Cómo evoluciona esta labor?

Se está desarrollando. Es cierto —y normal— que hay diferentes opiniones, porque cada persona en su especialidad le da relevancia a algún aspecto, hasta que se llega al consenso de cuáles son los mejores contenidos o análisis prácticos para el aula, y que el alumnado tenga los pilares básicos para construir todos sus conocimientos necesarios.

¿Se llegará a un consenso? Como dice, cada disciplina piensa que su asignatura es la más importante...

Es cierto que cuando analizamos todas las disciplinas, todas son importantes y relevantes, y eso no podemos dejarlo de lado. Es una gran fortuna tener todas las que ahora se imparten y no hay que dejar ningún contenido básico.

Otra cuestión por determinar es Religión, que ya no tendrá asignatura «espejo» o alternativa. ¿Qué considera que debería impartirse al alumnado que no elija esta materia?

Cada familia debe elegir y, probablemente, al final se pondrán todas las optativas que habitualmente suelen ofertarse. El hecho de que ahora la asignatura pondere significa que mucho alumnado busca una calificación en la que no se aplican los mismos criterios que otras materias, con un profesorado que accede por otras vías que no son la bolsa habitual del resto de docentes.

¿Y para los centros era mejor que hubiera una asignatura alternativa o dejar libertad, como marca la Lomloe?

Es mejor que el alumnado empiece a elegir porque, sobre todo en Secundaria, no tienen muy claro qué les gusta y, si tienen un abanico, mejor. Algunas comudidades dan Robótica o Protección del medioambiente como alternativa.

«La Lomloe marcará un antes y un después: lo idóneo sería que hubiera un pacto educativo»

Toni González Picornell - Presidente de Fedadi

decoration

Hablan de cuestiones de futuro, también se ha abierto el debate sobre la selectividad. ¿Es momento de revisar el modelo?

Al menos es momento para tener un debate y ver cuál debería ser el formato más idóneo para acceder a la universidad. Podemos echar un vistazo a modelos de otros países o continentes para ver cuál es la mejor opción. Muchas veces los mejores expedientes acceden a estudios universitarios porque tienen una nota muy alta, pero no es la mejor opción para esa persona; y otros, igual con un notable, se quedan sin plaza.

¿Hasta qué punto es importante fijar un número de suspensos?

Se tiene que tener claro que, como plantea la nueva normativa, el equipo docente es quien decide si es mejor que el alumno promocione, titule o repita, lo que debe ser una excepción. Es muy interesante, porque hasta ahora se hablaba de dos o tres suspensos, y había alumnos con cuatro suspensos y un 4 de nota que podían pasar... Si es una decisión solo de un profesor, no es la mejor opción; es mejor que todo el equipo docente tome la decisión.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, ha anunciado que la ley de FP estará en el primer trimestre de 2022. ¿Llega justo a tiempo?

La nueva propuesta es muy positiva. Una de las cuestiones que plantea es que toda la FP debe ser Dual, con una relación empresa-centro que cubre las necesidades del mundo laboral y reconoce al alumnado (con beca o contrato). Además, por fin la nueva ley minimiza la burocratización de esto, porque ahora la FP

lleva mucha burocracia y a veces se hace imposible.

Compartir el artículo

stats