Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mejoras en la línea de Sagunt a Teruel multiplican por 8 el tráfico de mercancías

Los siete apartaderos para trenes de 750 metros se acabarán en el primer trimestre de 2022 y entrarán en servicio a lo largo del año - De los 441 millones de inversión previstos se están ejecutando ya 300

La línea Sagunt-Teruel-Zaragoza tendrá apartaderos para trenes de mercancías de 750 metros en el primer trimestre de 2022 Laura Ballester

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La línea Sagunt-Teruel-Zaragoza tendrá apartaderos para trenes de mercancías de 750 metros en el primer trimestre de 2022 Laura Ballester

Las obras para modernizar la línea Sagunt-Teruel han permitido multiplicar por ocho el tráfico de mercancías. Si antes de 2018 apenas circulaban tres o cuatro trenes a la semana, desde que se ejecutaron las primeras obras de mejora ferroviaria las circulaciones de trenes mercantes han alcanzado los 27-30 trenes a la semana, con picos de hasta 44 convoyes semanales. Una mejora que demuestra que, si se quiere, se puede mejorar el estado de líneas ferroviarias vetustas para las que se reclaman inversiones.

La línea Sagunt-Teruel-Zaragoza partía de una situación muy complicada con 21 limitaciones temporales de velocidad debido al mal estado de la vía. De hecho, en 2018 se hizo viral un vídeo en el que un tractor lograba adelantar a un tren que circulaba a 30 kilómetros por hora.

Vía de escape en la estación de la Puebla de Valverde. | LAURA BALLESTER

Una situación que ha permitido revertir, en parte, el plan director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunt 2017-2022 que impulsa la empresa pública Adif (Administrador de infraestructuras ferroviarias) y en el que participa la Autoridad Portuaria de València (APV), con una aportación de 20,6 millones. La inversión total prevista para modernizar la línea es de 441 millones de los que «se han ejecutado 100 millones (el 22,6 %) y otros 200 millones (el 68 %) están en marcha», según explicó ayer el director general de Conservación y Mantenimiento de Adif, Àngel Contreras, en una visita a las obras que se ejecutan para habilitar siete apartaderos de 750 metros para los trenes de mercancías en las estaciones de Cariñena, Cella, Ferreruela, Teruel, La Puebla de Valverde, Barracas, Navajas y Estivella.

En estas cuatro últimas ya han finalizado prácticamente sus obras. Adif prevé acabar la actuación en el primer trimestre de 2022 y, cuando obtenga el visto bueno preceptivo de la Agencia de Seguridad Ferroviaria, podría entrar en funcionamiento a lo largo del próximo año.

Para el presidente de la APV, Aurelio Martínez, la mejora de esta línea es «estratégica» para Valenciaport y la actividad económica española, ya que «facilitará la atracción de tráfico de mercancías desde el norte de España a su salida por el este desde el Puerto de València por lo que Valenciaport apostó por este trazado fundamental», explicó tras visitar las obras en ejecución en las estaciones de Estivella y la Puebla de Valverde, en Teruel.

Trabajos en el apartadero de Estivella, ayer. | LAURA BALLESTER

Electrificación pendiente

Aún queda trabajo por hacer. Entre otras cuestiones la electrificación de la línea ya que los trenes aún circulan a diesel. Contreras confirmó que está pendiente de la declaración de impacto ambiental el tramo Sagunt-Teruel para poder licitar las obras.

¿Podría albergar esta línea una autopista ferroviaria?, se preguntó a ambos responsables. «Si estamos dispuestos a sustituir el tráfico de carretera por el de ferrocarril y pasar a las líneas europeas, habrá que empezar a pensar qué hacemos», aseguró el presidente de la APV.

Compartir el artículo

stats