Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Lonja celebra 25 años como Patrimonio Unesco poniendo en valor su construcción y fomentando su conocimiento

El Ayuntamiento de València programa conciertos, charlas, actividades escolares y anuncia la restauración del artesonado de la Cambra Daurada

El Ayuntamiento de València programa conciertos, charlas, actividades escolares y anuncia la restauración del artesonado de la Cambra Daurada

La ciudad de València celebrará el 25 aniversario de la declaración de la Lonja como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que se cumple el próximo martes, con diversos actos para conmemorar esta efeméride y para poner en valor el edificio y darlo a conocer a los ciudadanos. La programación contempla conciertos, conferencias y actividades dirigidas a los escolares.

El alcalde de la ciudad, Joan Ribó, y la edil de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, han presentado este miércoles esas propuestas durante un acto celebrado en la Lonja. Ambos han anunciado la decisión municipal de restaurar el artesonado de la Cambra Daurada del edificio. Ribó ha destacado el "compromiso" del ejecutivo local que preside con este inmueble, joya del gótico civil, y con la recuperación y puesta en valor de su entorno.

"Hace falta velar, y en política, velar quiere decir invertir, en el mantenimiento y puesta en valor de los monumentos que son responsabilidad municipal, en este caso, la Lonja", ha expuesto el primer edil, que ha subrayado la necesidad de preservar el edificio y recuperar "los tesoros que contiene".

Así, ha recordado la intervención "hace un tiempo" sobre el pavimento gótico de la torre y ha insistido en la que se hará sobre el artesonado de la Cambra Daurada, parte del Consolat de Mar. Joan Ribó ha asegurado que se actuará "con la misma decisión que llevó a los impulsores de la Lonja a hacer posible este monumento hace cinco siglos".

El alcalde ha recordado que el 7 de diciembre de 1995 el comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, reunido en México, decidió inscribir la Lonja de València en el Libro del Patrimonio Mundial "por considerar que era un ejemplo excepcional de edificio civil del gótico final" y un inmueble "que ilustraba de manera espectacular la pujanza de las grandes ciudades mercantiles del Mediterráneo".

"RECONOCIMIENTO JUSTO"

"Era un reconocimiento justo para el que, sin duda, es el más notorio ejemplo de un tipo constructivo, el de las lonjas mercantiles, que compartimos con otras ciudades de la que fue la Corona de Aragón", ha considerado el responsable municipal. Asimismo, ha afirmado que desde su construcción y hasta ahora, más de 500 años después, "València ha sabido afianzarse y dar un paso adelante cuando ha hecho falta" y ha citado tanto el impulso del reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad de la Lonja como de las Fallas.

"Tenemos que congratularnos todos de los reconocimientos ganados y mostrarlos orgullosos ante el mundo", ha manifestado Ribó. No obstante, ha instado a "no quedarnos en los reconocimientos" y ha invitado a "remangarse y trabajar día a día para ganarnos los honores recibidos".

El primer edil ha señalado, a continuación, que en esa apuesta por cuidar el patrimonio, el consistorio lleva a cabo la remodelación del entorno de la Lonja "para liberarlo del tráfico rodado y convertirlo en un espacio integrado con el resto de los monumentos" de su alrededores como la iglesia de los Santos Juanes y el Mercado Central y "con la maravillosa trama histórica de calles y casas que los rodea".

Joan Ribó ha añadido que el fin es "convertirlo en el espacio de goce colectivo que merece", tanto para los valencianos como "para las personas que nos visitan". Ha dicho que "hay retos y dificultades" y ha confiado en superarlos "con diálogo y empuje".

"EN CONSONANCIA CON EL ACONTECIMIENTO"

Glòria Tello, que ha detallado el programa de actos y actividades por este 25 aniversario, ha aseverado que una celebración como esa "requería la puesta en marcha de una serie de iniciativas en consonancia con el acontecimiento". La edil ha detallado que las iniciativas que se desarrollarán serán de dos tipos: las de celebración del acontecimiento en sí y las dirigidas a poner en valor el monumento.

Las primeras comenzarán el 11 de diciembre con un concierto extraordinario a cargo de Capella de Ministrers titulado 'Bèsties i Profetes; Simbologia i Música a l'enteixinat del Consolat del Mar', una propuesta basada en la recuperación de composiciones vinculadas a la figuración presente en el artesonado de la Cambra Daurada.

Los días 13, 14 y 16 de diciembre se celebrará en ese mismo espacio un ciclo de conferencias con expertos como Camila Mileto y Fernando Vegas, de la Universidad Politècnica de València, que hablarán de la Lonja y su entorno; y Mercedes Gómez-Ferrer, de la Universitat de València, que hablará de los usos del edificio en su historia --ha sido además de espacio de cambio económico, casa de contratación, cuartel militar, salón de bailes y sede de las Cortes Españolas en 1937--.

Además, Arturo Zaragozá, de la Academia de San Carlos, ofrecerá una ponencia sobre el techo de la sala Dorada de la Casa de la Ciudad. El Ayuntamiento trabaja, asimismo, en elaboración de material didáctico para alumnos de Primaria y Secundaria sobre el origen de la Lonja y la historia medieval valenciana.

La celebración contempla también la presentación del libro 'La Cámara Dorada: un universo de imágenes del siglo XV valenciano en la Lonja de los Mercaderes', y dos audiovisuales, uno dedicado al edificio y otro al artesonado del salón alto. Todo se completa con una campaña de difusión del aniversario mediante carteles y otros elementos.

Dentro de las actividad centrada en el monumento está el proyecto sobre el artesonado original de la Cambra Daurada, uno de los conjuntos de madera cortada de época gótica más importantes de la Corona de Aragón que fue trasladado hace un siglo aproximadamente a la Lonja desde la Casa de la Ciudad.

"SINGULAR BELLEZA"

"Se trata de una obra de singular belleza, una pieza artística sin parangón en la ciudad, que encargaron los Jurados al maestro Joan del Poyo; una obra que fue ejecutada entre 1418 y 1426". Para esta actuación se requiere un proyecto de intervención sobre el estado de conservación. El punto de partida es la realización de un alzamiento fotogramétrico que ya está en proceso de elaboración, ha detallado Tello. A partir de ahí, se podrá definir un plan de actuación que se desarrollará a lo largo de los años próximos.

La edil ha resaltado que esta actuación se une a las acciones realizadas por el consistorio para mejorar el estado de la Lonja y su proyección --sistema anti-incendio y ampliación de las cámaras de vigilancia; restauración del pavimento gótico de la primera planta de la torre; y estudio de conservación preventiva del monumento--.

Compartir el artículo

stats