Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación son los objetivos que estructuran el noveno de los denominados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promulgados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Un firme propósito perfectamente integrado en València, que busca convertirse en una de las 100 ciudades europeas climáticamente neutras antes de 2030, atendiendo al calendario fijado por la Comisión Europea.

Y es que, en base a la especificidad del objetivo, uno de los factores que mide el nivel de desarrollo de un país es la evolución de sus infraestructuras, así como su grado de industrialización.

En este sentido, la consolidación de un modelo industrial fiable, sostenible y de calidad debe ser un «estímulo para la recuperación económica, la calidad de vida y la creación de empleo» y constituye, además, una «garantía de vertebración territorial, cohesión social e igualdad de oportunidades». Para ello, es necesario acometer una decidida inversión en investigación científica y capacidad tecnológica, así como facilitar el acceso de pymes a servicios financieros flexibles y promover, a su vez, su integración en cadenas de valor y mercados con el fin de aumentar su competitividad y tecnologización. De hecho, la ONU señala que el efecto de multiplicación de la actividad industrial tiene un impacto positivo en la sociedad, pues cada nuevo trabajo en la industria crea 2,2 empleos en otros sectores. Metas necesarias que confluyen en la estrategia de innovación Missions València 2030, un experimento de gobernanza de la innovación orientada a misiones que mejoran la vida de las personas y que cuenta con todo el ecosistema para hacerlo. Esta acción, promovida por el consistorio del cap i casal, busca crear sinergias capaces de romper con la distancia establecida entre la sociedad civil, empresarial e innovadora. Y es que, existe una gran disparidad entre los grandes retos de la humanidad —ODS— y los proyectos de I+D+i desarrollados para resolverlos. De este modo, en el pleno celebrado en abril de 2021, la primera de las misiones del proyecto, València Ciudad Neutra, se integró como parte esencial del Marco Estratégico de València para alinearla con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda Urbana.

Así, se aspira a fortalecer las instituciones, los gobiernos, las políticas públicas y los marcos normativos proporcionando, desde la práctica, demostradores de cómo abordar los grandes retos de la ciudad en todos los ámbitos: desde la eficiencia energética o el desarrollo de barrios compactos y de proximidad, pasando por la movilidad sostenible, la renaturalización de la ciudad o el impulso a la economía circular.