Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes invierte 158 de 1.081 millones del Plan de Cercanías

El ministro Ábalos prometió en septiembre de 2020 una nueva planificación que se retrasa hasta el primer trimestre de 2022

De la Serna entrega la cartera a Ábalos en junio de 2018. | EFE/VÍCTOR LERENA

El Plan de Cercanías de la Comunitat Valenciana 2017-2025 cumple hoy cuatro años de vigencia. Aunque no está para muchas celebraciones. De los 1.081 millones anunciados para modernizar la red ferroviaria de Cercanías de Castelló, València y Alicante por parte de Adif sólo se han invertido 158,9 millones, según los datos de licitación que recopila la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana.

El Plan de Cercanías 2017-2025 actualmente en vigor se presentó en València por el anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el 18 de diciembre de 2017. Se trataba de un plan «ambicioso pero realista», en palabras de De la Serna, que realizaba un diagnóstico de las deficiencias en la red de cercanías de la Comunitat Valenciana aunque se presentó sin previsión de anualidades de inversión. Y, según declaró el secretario de Estado de Transportes Pedro Saura en una de las dos únicas reuniones de la comisión de seguimiento del Plan de Cercanías también se aprobó sin proyectos y contratos que licitar. Aunque tres años después del cambio en el Gobierno central, la ejecución de la actual planificación de los ferrocarriles de proximidad sigue teniendo una escasa ejecución.

De los 1.081 millones comprometidos para Adif únicamente se han licitado obras y proyectos por 158,96 millones de euros, lo que supone el 14,6% del total. Una cifra que iría a la baja si se suman los 354,7 millones que sobre el papel debía haber invertido Renfe.

El anterior ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, anunció el 17 de septiembre de 2020 la presentación «en breve» de un nuevo plan de Cercanías 2025 que apostará por el «transporte ferroviario de proximidad, con enfoque global inclusivo e integrador». Del nuevo plan de cercanías nada se sabe quince meses después.

La presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, anunció en València el nuevo plan de cercanías se presentaría en el primer trimestre de 2022. Aunque matizó que «no se trataba de un nuevo plan, ya que lo que se presentó en diciembre de 2017 no era, en verdad, un plan, era un simple programa de necesidades de inversión» sin respaldo económico del Ministerio de Hacienda.

De los 159 millones que sí se han licitado o adjudicado por parte del Administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif), la empresa pública dependiente del Ministerio de Transportes, «un total de 120 millones corresponden a actuaciones en ejecución, otros 6 millones a consultorías en fase de redacción de proyectos a muy largo plazo que creemos que es excesivo, y otros 33 millones para suministro de materiales a cargo de Adif», según explica Manuel Miñes, director gerente de la Cámara de Contratistas.

De ahí que las empresas responsables de obra pública constaten que «el núcleo de Cercanías de València-Alicante es uno de los más castigados por su escasísima inversión y por el continuo deterioro en la calidad del servicio ya que, al perder puntualidad y fiabilidad, ha hecho que el viajero metropolitano abandone el uso de las Cercanías» que se ha reducido en más de 8 millones de usuarios (un 35 % menos) hasta quedarse en 15,4 millones de viajeros actuales». Además la edad media de los trenes en el núcleo de València es de 21 años pero con una parte importante a punto de superar los 30 y 11 trenes de València-Murcia cercanos a los 40 años.

Compartir el artículo

stats