Agentes de la Guardia Civil han detenido a dos jóvenes, uno de ellos menos de edad, por su presunta implicación en un delito de tráfico de drogas en la localidad valenciana de Albalat dels Sorells, según ha informado el instituto armado en un comunicado. Los jóvenes fueron sorprendidos con 1,3 kilos de cocaína en un vehículo, que se negaban a abrir, y para lo que tuvo que dar permiso el padre de uno de ellos, que era el dueño del coche.

Los efectivos descubrieron en el interior del asiento trasero de un vehículo, oculta entre enseres, una bolsa de deporte con dos paquetes de supuesta cocaína. La actuación de la Guardia Civil de Massamagrell, bajo el nombre de 'Gasco', ha permitido la detención de los presuntos autores de los hechos, dos jóvenes de 16 y 19 años.

Los hechos ocurrieron en la mañana del pasado 22 de noviembre cuando agentes de la Guardia Civil de Masamagrell identificaron a dos personas que vigilaban un vehículo. Los jóvenes no supieron dar una explicación "coherente" por sus acciones y manifestaron que el vehículo no era de su propiedad y expresaron una "rotunda negativa" a abrirlo.

Los investigadores visualizaron, en el asiento de atrás, lo que parecía una pequeña bolsita de supuesta cocaína. La Guardia Civil realizó las gestiones pertinentes para conocer el propietario del coche, que es padre de uno de los jóvenes.

Uno minutos después, el propietario del vehículo se desplazó al lugar de los hechos, abrió las puertas del vehículo para que los agentes pudieran registrarlo y como resultado hallaron, en el interior de una bolsa de deportes, 1,3 kilos de cocaína junto con una báscula de pesaje.

Además, también existía un plano de la ciudad de València en la que figuraban una serie de lugares específicos y horas señaladas. Los agentes detuvieron a los dos jóvenes por un delito contra la salud pública. Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Moncada y se ha decretado el ingreso en prisión de la persona mayor de edad.