Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luz verde a la rehabilitación integral de la sede del TSJCV por 28 millones

El pleno del Consell aprobará hoy la restauración más importante desde que se transfirieron las competencias judiciales

Imagen de la esalinata princiapl del Palacio de Justicia de València, que ahora será rehabilitado. | LEVANTE-EMV

La Real Casa de la Aduana, sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, tendrá una rehabilitación integral que la devolverá a su volumen original de los años de su construcción, entre 1758 y 1802, pero adaptada a las necesidades de la judicatura en la actualidad. El pleno del Consell aprobará hoy la contratación de las obras de rehabilitación integral de la sede por un importe de 28.303.522,93 euros.

Se trata del segundo proyecto más importante de la Conselleria de Justicia tras la construcción de la Ciudad de la Justicia de Alicante. Además, desde que se transfirieron las competencias en materia de Justicia, no se había abordado una restauración de esta envergadura. Una vez aprobado en las Corts Valencianes, un trámite necesario por superar el proyecto de 12 millones de euros, comenzará la cuenta atrás para la publicación de este contrato en el portal de contratación público del Estado y para que las empresas puedan presentarse a la ejecución. El proyecto de rehabilitación contempla la adecuación del edificio para que sea funcional, accesible y sostenible, pero sin perder de vista su valor patrimonial y cultural.

En este sentido, las obras recuperarán el volumen original del Palacio de Justicia y eliminarán elementos añadidos desde hace años que son impropios y no tienen valor histórico o arquitectónico, ni tampoco función actual. También se revalorizarán los espacios patrimoniales más importantes como los patios interiores, las escaleras, las bóvedas, la ‘cambra’, los salones y los elementos ornamentales.

Energía geotérmica

Además, se recuperará el sistema de cubiertas original del edificio, así como el de los patios interiores, para mejorar la iluminación y ventilación del inmueble. Debido a las características de protección patrimonial de la sede, no es posible la instalación de placas solares en los tejados. Eso sí, tal como ha podido saber este periódico, será dotado con un sistema de calefacción geotérmica que convertirá la sede del Tribunal Superior en el primer edificio público con un sistema de estas características.

Asimismo, se prevé una renovación integral de la instalación eléctrica, la iluminación del edificio y los sistemas de saneamiento y distribución de agua; así como de los circuitos de detección contra incendios y la climatización y ventilación. Por otra parte, la conselleria ha informado de que se incorporarán nuevos elementos de comunicación vertical en las escaleras y aparatos elevadores.

Catas arqueológicas

La previsión de la conselleria es que el contrato se publique a mediados de enero. Con estos plazos, la adjudicación podría resolverse en julio 2022. Las catas arqueológicas que se realizaron hace unos meses en el Palacio de Justicia de València y sede del Tribunal Superior de Justicia permitieron a los arquitectos fechar y documentar tres grandes intervenciones que ha tenido el antiguo edificio de Aduanas, construido en 1758 y declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional y Bien de Interés Cultural, y que ha tenido varios usos a lo largo de sus 261 años de historia.

Unos trabajos previos a la rehabilitación integral que hoy se ha aprobado. Inicialmente fue Real Casa de la Aduana pero también fue en 1828 fábrica de tabaco hasta su reforma en 1914 como Palacio de Justicia. En las décadas de los 50 y 60 se realizaron varias actuaciones parciales y una última intervención en los 90, que afectó, principalmente, a su fachada.

Ahora, tras la aprobación en el pleno del Consell, y tal como han detallado fuentes de la Conselleria, se comenzará a dar respuesta a una de las reivindicaciones de la judicatura, que, desde que comenzaron los trabajos de catas arqueológicas, están operando en la otra sede provisional. Con el aval para el contrato de obra, de aquí a un tiempo, la actividad judicial podrá volver a ocupar el histórico edificio que tantos procesos judiciales señalados ha albergado a lo largo de su historia.

Compartir el artículo

stats