La vicepresidenta del Consell y también lideresa de Compromís, Mónica Oltra, avaló ayer desde la portavocía del Consell el uso de la mascarilla en exteriores acordado en la Conferencia de Presidentes de este miércoles. Oltra asegura que ya es una medida que recomienda el gobierno valenciano y cree que la ciudadanía ya está concienciada sobre su uso.

De hecho, asegura que ella tiene la percepción de que la gente ya usa mascarilla en exteriores, incluso cifró en un 90 % el porcentaje que ella considera que usa la protección por la calle o se la pone cuando se cruza con alguien. Añade la portavoz que tiene la sensación de que en otros territorios no es así y que quizá este hecho ha determinado la decisión de imponer de nuevo su uso.

Pero el actual síndic de Compromís, Fran Ferri, que abandonará formalmente las Corts antes del 15 de enero se ha mostrado en las últimas horas muy crítico con la obligación del uso de la mascarilla en exteriores. Incluso ha pedido al Gobierno que se preocupe por reforzar la sanidad pública en vez de adoptar medidas sin aval científico como la utilización de la protección en el exterior.

Ferri ya hizo unas declaraciones el miércoles por la tarde en las que aseguraba que la mascarilla obligatoria en exteriores es una medida inútil que desmoraliza a un pueblo cansado.

No conocía las declaraciones

Unas declaraciones que Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell ayer por la mañana, recibió con sorpresa. No las conocía y preguntó si las había hecho realmente Fran Ferri. Cuando le dijeron que sí, Oltra, que había criticado que la oposición no deja hacer y cuando se decide A siempre reclama que se tendría que haber decidido B, recondujo el asunto y señaló que se trata de encontrar el equilibrio entre no saturar los servicios sanitarios, que es lo que más preocupa en este momento, y la saturación emocional, el cansancio y la frustración de la población.

«En este punto encontraremos la decisión acertada, porque no estamos igual que hace dos años» remarcó la portavoz.

«Ahora tenemos al 94 % de la población mayor de 12 años vacunada y eso nos protege frente a la devastación que una situación como la actual produciría sin vacuna. Gracias a la ciencia y al compromiso de la población estamos así», señala. Recuerda, asimismo, que llevar la mascarilla en el exterior es una recomendación vigente en la Comunitat Valenciana y que «el 90 % lo hace, o la lleva en la barbilla y se la coloca cuando se cruza con alguien».

«Estamos mejor que hace dos años por la vacuna, pero también por la disciplina de la gente, y ese desgaste emocional se ha de tener en cuenta. Pienso que, tal como se ha explicado, el uso de la mascarilla no cambia, en realidad el contenido es el mismo. La gente sabe que si está a menos de metro y medio de una persona con la que no convive, ha de llevar la mascarilla», añade Oltra.

Otros territorios no responsables

Preguntada por la utilidad de la conferencia de presidentes de este miércoles, Oltra insiste en que prefiere ver el texto de las resoluciones que dicte el Gobierno sobre el uso de la mascarilla, pero que entiende que «será una reformulación para recordar a la gente que la pandemia no ha pasado».

El president de la Generalitat, Ximo Puig, abogó por «combinar protección y prevención con cierta apertura y festividad prudente» de cara a Navidad y defendió el uso de la mascarilla, aunque ha destaca la importancia del avance y aceleración de la vacunación.

Puig añadió que esta medida de protección «se ha demostrado que es un instrumento absolutamente útil para la causa común que tenemos todos que es la superación de la pandemia».

Sobre el uso del pasaporte covid en las terrazas, el jefe del Consell recordó que en estos momentos la Abogacía de la Generalitat «se está planteando que sea así». La voluntad del Consell, añadió, es «limitar al mínimo la capacidad de contagio y mostrar permanentemente la necesidad de la mascarilla como un instrumento básico contra la pandemia».