Las administraciones de lotería valencianas se muestran optimistas con las ventas de los décimos para el Sorteo Extraordinario de El Niño, para el que la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado ha consignado de media por habitante un total de 24,84 euros, convirtiendo a la Comunitat Valenciana en la tercera autonomía que más gastará en comprar décimos.

«En mi administración, las pedreas han sido importantes, también por Internet. Por eso sí que prevemos un aumento de las ventas de El Niño», explica Josep Manuel Iborra, gerente de Lotería el Toro Administración nº39 de València. «Respecto al Sorteo de Navidad, hemos subido un 25 % las ventas de 2020 y las del canal de Internet han crecido un 75 %», destaca Iborra.

Las pedreas impulsan la participación en este sorteo. «Hay gente que si cobra dos o tres reintegros, lo cambian y compran también décimos de El niño», comenta Salvador Malonda, portavoz de la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Lotería (Anapal) en València. «Nuestras ventas han aumentado entre un 7 y un 9 %. Las de El Niño esperamos igualarlas porque la gente está muy animada y tenemos mucha cola en la ventanilla»,añade el dueño del Duc de La Sort Administración nº2 de Gandia.

«Nosotros estaremos cerca de las cifras de 2019, pero no creo que lleguemos. Esperamos que en 2022 alcancemos estos números y recuperemos la normalidad total», comenta José Carlos Escrig, propietario de la Administración de Loterías nº 4 en Catarroja, quien desde Loteros en la Lucha reivindica la revisión del sistema de comisiones, congeladas desde hace 17 años.