Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los valencianos pagan más de mil euros de media al año en luz y gas

La C. Valenciana es la undécima autonomía con una factura energética más alta

Una mujer instala una bombilla de bajo coste en su vivienda. | PILAR CORTÉS

Las familias valencianas se ven obligadas cada vez más a gestionar su economía doméstica mirando el contador de la luz y el gas. De hecho, los hogares de la Comunitat Valenciana desembolsaron el año pasado 1.021 euros de media en su factura energética, siendo la undécima autonomía con el gasto más alto, según los cálculos realizados por la empresa SwitchHero a partir de la Encuesta de Presupuestos Familiares publicada por el Instituto Nacional de Estadística con cifras de 2020.

La sociedad de gestión de contratos energéticos señala que los valencianos tuvieron que destinar de media por cada hogar 853,83 euros a la electricidad y 167,26 euros al consumo de gas en 2020, lo que supera los mil euros en gasto energético. Una cifra que, según apunta la entidad, «al cierre de este año será con total seguridad mucho más abultada», como consecuencia de la escalada del precio de la luz y el gas. Con estos datos, la Comunitat Valenciana se sitúa en undécima posición de las autonomías con una mayor factura energética. Una lista que lidera la Comunidad de Madrid con 1.287 euros. La segunda en coste energético para los hogares es Navarra, con 1.255 euros; seguida de Aragón, con 1.184 euros; Castilla-La Mancha, con 1.183 euros; La Rioja, con 1.160 euros; Cataluña, con 1.131 euros; Baleares, con 1.096 euros; Murcia, con 1.070 euros; Castilla y León y País Vasco, ambas con 1.061 euros.

Además, la Comunitat Valenciana está por debajo de la media estatal, que asciende a 1.057 euros. Como ella se posicionan también Cantabria, con 1.008 euros, Extremadura con 985 euros, Asturias con 939 euros, Andalucía con 936 euros y Galicia con 912 euros.

Por último, destaca el contraste entre el dato de Canarias, en última posición con una factura energética media estimada de 636 euros, y el resto de los territorios.

SwitchHero atribuye estas diferencias entre las autonomías a la demanda de consumo, que varía en función de factores como el clima, los diferentes tipos de calefacciones en cada territorio y las horas de consumo de los aparatos de aire acondicionado.

Ayudas para la luz

La pobreza energética es un grave problema que afecta a miles de familias y que sufren 170.000 niños en la Comunitat Valenciana, según las cifras de Save the Children. Para intentar combatir esta situación, la Conselleria de Igualdad concede ayudas que se articulan a través de un complemento incluido en la renta valenciana de inclusión, una red de apoyo a las personas en riesgo de exclusión que ampara a más de 75.000 personas beneficiarias.

Hasta el mes de septiembre pasado, la conselleria había distribuido 16,6 millones para pagar el recibo de la luz y para la hipoteca o el alquiler. Así, el 19,1 % de las personas que reciben la prestación lo hacen con el complemento de consumo energético.

Para disminuir el elevado coste de la factura, desde SwitchHero impulsan el autoswitching o método de las compras colectivas, con el que la empresa negocia directamente el contrato con la energética en nombre del consumidor para simplificar los trámites y garantizan cada año un precio «de más de 50 euros por debajo de la media del mercado».

Compartir el artículo

stats