«Negra de mierda», «vete a tu país», «tu hija tiene cara de peligrosa y de asco», son los insultos racistas que tuvieron que escuchar una niña de diez años y su madre mientras la menor patinaba en la pista de hielo de la plaza del ayuntamiento de València, según denunció este viernes la federación Unión Africana de España.

Los hechos ocurrieron el pasado cinco de enero, horas antes de la cabalgata de los Reyes Magos. La víctima ha interpuesto una denuncia y, según explican desde la Unión, varios testigos oculares de la agresión están dispuestos a declarar para contar lo ocurrido.

Tras lo sucedido, la Unión Africana de España ha convocado una concentración en repulsa este domingo 9 de enero, a las 12 de la mañana en el mismo lugar. «Frases tan desgraciadamente conocidas como ‘negra de mierda’ o ‘por qué no te vas a tu país’ siguen siendo habituales. No debemos dejar pasar de mostrar nuestro rechazo por los insultos vertidos contra una mujer con sus hijos», reza el comunicado de la asociación.

Según declaran desde la Unión Africana, «el pasado día 5 de enero por la tarde en la plaza del ayuntamiento de nuestra ciudad nuestra compañera sufrió un ataque racista y sumamente denigrante por parte de una familia que como ella estaba disfrutando de la pista de hielo junto con sus hijos».

Apoyo ciudadano

Mohamed Mboirick, presidente de la Unión Africana de España, explicó que, en el momento de la agresión, el apoyo del resto de ciudadanos que la presenciaron fue unánime, llegando incluso a bloquear el paso a las personas que increparon a la víctima mientras llamaban a la policía.

Además, continúa Mohamed Mboirick, varias personas que presenciaron los hechos se pusieron en contacto con la asociación para dar su testimonio en caso de celebrarse un juicio.

La víctima y su hija, que forman parte de la Unión Africana, «llamaron a la asociación nerviosas y llorando. Las tranquilizamos y fuimos a poner la denuncia a la policía», cuenta el portavoz de la asociación.

Según Mboirick, «la niña empezó a patinar cuando otra menor se cayó al suelo. En ese momento los padres empezaron a increpar a la chiquilla y a su madre con insultos racistas».

Cada vez más denuncias

Los delitos de odio por racismo y xenofobia siguen siendo la primera categoría en este tipo de infracciones recogidas cada año en los informes del Ministerio de Interior. Lo son desde que se recopilan estas cifras desde el año 2013. Así, en ocho años, este tipo de delitos han aumentado un 66 por ciento en la C. Valenciana. En el año 2021 se detectaron 58 delitos de este tipo.

Susana Gisbert, fiscal delegada de delitos de odio, aseguró que estos casos son, junto a la lgtbifobia, los más comunes porque también son los más fáciles de identificar para los ciudadanos. El hecho de que el número de delitos de este tipo crezca cada año no tiene por qué ser malo de hecho, sino que puede deberse a una mayor concienciación de los ciudadanos en este asunto. Por este motivo, Gisbert anima a las víctimas a denunciar en comisaría y directamente en Fiscalía donde «estamos especializados en estos asuntos».