Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toda una vida dedicada a las Olimpiadas de la FP

José Rubio es un veterano de la competición Skills, en la que participó como alumno con 15 años y sigue con 71 de asesor sénior

José Rubio.

José Rubio ha dedicado, literalmente, toda una vida a la Formación Profesional, más concretamente a las conocidas como Olimpiadas de la FP (Skills), con pruebas de todas las familias profesionales. Rubio se estrenó en ellas en 1968, con 15 años, como estudiante de Electrónica y ahora, a sus 71 años se encarga de aconsejar a aquellos que se enfrentan a la competición y también echa una mano en su coordinación y organización.

Él es el único sénior de las Skills en la Comunitat Valenciana y, como explica, aunque está jubilado, su ‘trabajo’ es «colaborar en las competiciones autonómicas, nacionales e internacionales, tanto con el equipo valenciano como con el español», además de ser «asesor en todo lo necesario».

Pepe Rubio, como le conocen en el ámbito educativo, explica con orgullo que ha tenido la suerte de ser «alumno, profesor y director en FP» (dirigió el antiguo instituto Politécnico de FP de Alicante, actual IES Cavanilles) y agradece a la Conselleria de Educación y la Dirección General de FP la «deferencia» de contar con él como sénior, una figura que no está implantada en todas las comunidades autónomas. Como entusiasta de la FP, asegura que se toma su responsabilidad actual como una manera de «devolver a la sociedad lo que he recibido de ella». «Vengo de la escuela pública y compartir mi experiencia supone ‘volver’ en cierta manera», afirma en declaraciones a Levante-EMV.

Aunque Rubio defiende que la FP le ha aportado mucho durante casi seis décadas, desde el sector educativo también reconocen su dedicación para el impulso y la puesta en valor de estos estudios. Por eso, hace un mes le homenajearon en Feria Valencia, en un acto con los medallistas del equipa valenciano. En el reconocimiento, los docentes Inma Cascales y Fulgencio Bermejo repasaron su trayectoria y, emocionado, recibió una gran ovación por su «pelea para dignificar y visibilizar la FP», según sus compañeros.

Rubio asegura que en su determinación por la defensa y la labor de prestigiar estos estudios «de futuro», como siempre apunta, tuvo un papel crucial conocer en 1985 al también valenciano Francisco Albert Vidal, considerado el «padre» de las World Skills, por las que transmitía un «gran entusiasmo».

Valores humanos

Miembro del comité técnico de las Spainskills, delegado técnico del equipo valenciano, jefe del equipo español en 1989 y 1991, observador en citas internacionales… los cargos relacionados con las competiciones que Rubio enumera son múltiples pero, por encima de todo, el veterano de las Skills se queda con el «bagaje personal» y los valores que esta labor le ha brindado cada año.

«Hay una cosa que llamamos el ‘espíritu Skills’: la medalla es importante, pero por encima de todo están la convivencia y aprendizaje que sacas de haber trabajado con estudiantes de otros sitios, desde Castelló a Orihuela, Galicia o Rusia», explica. «Este bagaje no se olvida en la vida, y no solo es técnico, sino también humano», añade. Por esto, no duda en defender que, «si en otros ámbitos hubiera el espíritu de la FP, la sociedad funcionaría mejor».

Catedrático de sistemas electrónicos —cursó una ingeniería después de la FP y antes de opositar—, recuerda cómo su andadura técnica empezó en una tienda de componentes electrónicos.

«A los jóvenes yo les transmito el mensaje de que, si les gusta, con trabajo y esfuerzo saldrán adelante. Sin esfuerzo no se consigue nada, para esto hay que aplicar la inteligencia, y esta mejora con los estudios; así, llegarán donde quieran, porque motivados no tienen techo», afirma Rubio.

Este es el mensaje que traslada en sus charlas en institutos de toda España, pero también a los 28 integrantes del equipo valenciano que el 23 de marzo tiene previsto competir en Madrid, si ómicron no varía estos planes, pues la pandemia ya ha modificado el calendario de los dos últimos años. Echando la vista atrás, Rubio reconoce que la competición «ha evolucionado en lo tecnológico». «Hay más medios actualmente, pero el componente fundamental humano se mantiene; son algo más que medallas, como siempre decimos».

José Rubio, con el reconocimiento que recibió.

Compartir el artículo

stats