Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bravo descarta el teletrabajo para los funcionarios de GVA

Los sindicatos y varias conselleries plantean otro acuerdo extraordinario ante la incidencia del covid y para evitar problemas en la gestión

El Consell descarta por ahora el teletrabajo para los funcionarios de la Generalitat Valenciana.

La Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas que dirige Gabriela Bravo no prevé al menos «por ahora» implantar medidas excepcionales de teletrabajo para el personal funcionario. La posibilidad de que este departamento con competencias en Función Pública decretara de nuevo que parte de la plantilla de las conselleries realice trabajo no presencial está encima de la mesa desde hace unas semanas, pero sin avances.

Los sindicatos, abiertamente, y las subsecretarías de varias conselleries en reuniones de trabajo llevan días pidiendo estas medidas extraordinarias, petición que se ha acentuado, tras declararse la sexta ola con una incidencia de casos disparada. En un principio, desde la conselleria se apuntó que se esperaría a que pasaran las vacaciones de Navidad en las que mucho personal está de permiso para evaluar la situación, pero, al menos de momento, no se contempla nuevos acuerdos.

Cabe apuntar que con diferentes porcentajes de presencialidad, a lo largo de la pandemia, la conselleria permitió el teletrabajo. Sin embargo, cuando la pandemia estuvo controlada decayeron las medidas excepcionales y se acordó la presencialidad del cien por cien. Ahora, al menos sobre el papel, el teletrabajo debe articularse a través de programas específicos diseñados por cada conselleria y que Función Pública debe aprobar. Hay varios organismos y conselleries que han elaborado propuestas (Economía fue la primera en presentarla), pero el procedimiento es lento.

La Generalitat Valenciana descarta por ahora el teletrabajo para los funcionarios. JOSE ALEIXANDRE

Situación caótica

Mientras tanto, la situación en cada conselleria es cercana al caos ya que han aumentado las bajas por coronavirus en Valencia, Alicante y Castelló y los confinamientos entre el personal. A falta de protocolos claros cada responsable de personal gestiona la situación como puede para evitar que afecte al servicio público. De hecho, muchos efectivos, reconocen varias conselleries, están trabajando desde sus casas a través de las conexiones VPN que se activaron en el primer confinamiento y, en algunos casos, siguen disponibles. Una suerte de teletrabajo de tapadillo.

Covid en Valencia y el resto del mundo: toda la información

Compartir el artículo

stats