Sanidad va a tramitar de forma automática las bajas y altas de trabajadores contagiados con covid para agilizar la vuelta al trabajo. Sanidad ha asumido la petición de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) ante el colapso que sufre la atención primaria. Los contagiados podrán tramitar directamente la baja a través de una web que se va a activar mañana viernes después de realizarse la prueba en un punto público de diagnóstico (centros habilitados para test masivos), en una farmacia o en un laboratorio privado.

Los empresarios advirtieron la semana pasada de que es esencial agilizar las altas cuando no hay síntomas y han pasado 7 días desde los primeros indicios del contagio ante el riesgo para la cadena de suministros de productos básicos y de la prestación de servicios esenciales por la explosión de casos a causa de la variante ómicron. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, se reunió ayer con el presidente de la CEV, Salvador Navarro, para analizar el problema y anunció tras el encuentro el nuevo mecanismo de comunicación de bajas.

El primer sistema para comunicar las bajas es a través del centro de salud. Los médicos de familia podrán tramitar en un mismo acto la baja y el alta laboral de los pacientes diagnosticados con covid. El alta tendrá una fecha de siete días desde el inicio de síntomas y en el caso de que persistan se extendería el tiempo que fuera necesario, según Sanidad.

El segundo sistema para activar las bajas lo tiene que tramitar el propio paciente desde la web que va a habilitar Sanidad después de comprobar que es positivo tras realizarse el test en un centro de diagnóstico, en una farmacia o en un laboratorio privado. En el caso de que el trabajador se haya hecho un test de autodiagnóstico en su casa tendrá que repetir la prueba en una farmacia o en un centro privado para evitar fraudes. Una vez que el empleado haya notificado la petición en la web, el parte de baja se notificará al Instituto Nacional de la Seguridad Social y de allí a las empresas directamente.

Salvador Navarro señaló tras la reunión con Barceló que el objetivo es «evitar el colapso del centro de asistencia primaria que debe atender otras patologías» y agradeció el «esfuerzo de la Conselleria de Sanidad», hecho que «demuestra que funciona la colaboración público privada». «Están las farmacias y los laboratorios. Lo que queremos es minimizar el impacto de este posible colapso en el sistema sanitario debido al pico de los contagios que sufrimos», indicó. El presidente de la patronal subrayó que hay sectores importantes que no pueden parar porque están prestando servicios esenciales.

Menos burocracia

La consellera de Sanidad incidió en que se van a agilizar la tramitación de las altas y las bajas «en unos momentos de importante carga asistencial para los pacientes. También vamos a reducir los actos de carácter administrativo que tienen que realizar los centros de salud».

La patronal valenciana calcula que 1 de cada 7 trabajadores que está de baja en este momento podría reincorporarse de inmediato, pero no lo hacen al no conseguir la autorización médica. Ante esta situación, la CEV solicitó el viernes pasado la activación del alta laboral automática asociada a todas las bajas por covid una vez superados los siete días que establece actualmente el periodo de cuarentena –u otros que las autoridades puedan indicar- «sin necesidad de acudir a los centros de atención primaria -que actualmente se encuentran colapsados- para obtener la misma en ausencia de síntomas».

Los empresarios están especialmente preocupados por los impactos de las bajas en los sectores del comercio, hostelería, industria, transporte, producción agrícola y plataformas logísticas. Además, la patronal valenciana considera esencial que se reduzcan los periodos de cuarentena a los mínimos indispensables en el actual contexto de casos leves.

Covid en Valencia: última hora