Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los odontólogos piden ampliar la cobertura pública de salud dental para los más vulnerables

El colegio oficial considera que se debe priorizar a las embarazadas, los menores, las personas con discapacidad intelectual y los mayores sin recursos

En la Comunitat Valenciana, 556.500 personas no pudieron acceder a los servicios dentales durante 2020 por problemas económicos. Medio millón de personas se quedaron fuera de una atención médica indispensable en el día a día, tal como señaló la Encuesta Europea de Salud y que recogió el Instituto Nacional de Estadística.

Por eso, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia lo tiene claro: hay que ampliar la cobertura de la salud dental en el Sistema Nacional de Salud.

En concreto, en declaraciones a este diario, la presidenta del Icoev, Patricia Valls, consideró «prioritario» que el sistema público de salud «ponga en marcha herramientas para mejorar la atención dental». Además, priorizó cuatro grupos de población que es más vulnerable: niños y niñas, mujeres embarazadas, personas con discapacidad intelectual y los mayores con escasos recursos.

De hecho, según la misma encuesta, que se centraba en la población mayor de 15 años, las mujeres son las que más problemas tienen para acceder a la atención dental, porque así se requiere, y se contabilizaron 319.000 mujeres frente a los 237.000 hombres que no pudieron afrontar el gasto de ser atendido por un dentista.

Para ello, desde el colegio oficial creen que es «ineludible» que el Gobierno cree nuevas plazas para odontólogos en el sistema público, tanto para hacer frente a las coberturas actuales como para ofrecer una atención dental a la población más vulnerable de manera prioritaria.

Para ello, piden a las administraciones competentes que se debe contar con los colegios de odontólogos y estomatólogos de València, Alicante y Castelló para implementar tanto las nuevas coberturas como las plazas necesarias para atender a la población en la sanidad pública. «Actualmente la cobertura bucodental es limitada y esta situación se ha visto agravada especialmente en los dos últimos años por la pandemia, que ha complicado el acceso de los pacientes a las coberturas dentales», señala Valls.

Cobertura «de supervivencia»

En estos momentos, la Seguridad Social cubre, para adultos, tratamientos como infecciones e inflamaciones, extracción de dientes, traumatismos, cirugías menores o patologías agudas en la articulación de la mandíbula. Sin embargo, no hay una reparación posterior incluida: es decir, si se extrae un diente por infección, el sistema público no costea la prótesis necesaria.

Más allá de la necesaria reforma de las coberturas públicas, la presidenta del Icoev también apuntó a otra de las claves de la salud dental y que evitaría muchos tratamientos posteriores: incidir en políticas de prevención y de un correcto tratamiento de la boca, además de difundirlas en la sociedad «porque son imprescindibles para avanzar en la educación bucodental de la población lo que se traduciría en una mejora de su salud oral». En este sentido, para Valls, visitar una vez al año al odontólogo «se puede tanto prevenir como realizar un diagnóstico precoz de múltiples patologías bucodentales».

La Comunitat Valenciana está a la cabeza del ranking nacional de personas sin acceso a la atención dental. Solo por detrás está Cataluña, con 548.100 personas, Madrid, con 362300 personas y Andalucía, con 360.900 ciudadanos que no pueden permitirse visitar al odontólogo.

En España, esas personas suponen 3,6 millones de ciudadanos a los que hay que sumar los que tampoco pueden costearse un medicamento, que en la Comunitat Valenciana ascienden a 81.800 personas.

Compartir el artículo

stats