Después de las personas más vulnerables al coronavirus, los mayores, y los valencianos de «mediana edad», le ha llegado el turno a los más jóvenes para recibir la dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19, en total más de 1,2 millones de valencianos.Así lo decidió ayer la Comisión de Salud Pública siguiendo las recomendaciones emitidas a nivel europeo visto que, pasados unos meses, las vacunas pierden su eficacia para evitar el contagio aunque siguen siendo muy efectivas para prevenir que la enfermedad se convierta en grave o resulte mortal.

Todavía no hay fecha para que empiece esta nueva revacunación aunque, tal como se ha hecho con las anteriores, es de esperar que se retrase hasta que termine la inoculación de la tercera dosis a los 780.000 de 40 a 49 años que acaba de empezar en algunas áreas de salud. Los plazos podrían, sin embargo, adelantarse ya que el Ministerio de Sanidad ha dado también luz verde a que las dosis de refuerzo se pongan a los 5 meses de la última inoculación y no a los seis, como hasta ahora.

En total, en la C. Valenciana hay 1.267.000 valencianos que entrarían en esta franja de edad de 18 a 39 años aunque el contingente que tiene que preparar ahora la conselleria estará dirigido a cerca de un millón de personas. La razón es que, del total de valencianos en estas edades, no todo el mundo se ha puesto la pauta completa. Precisamente, en estas edades están los valencianos que menos han confiado por ahora en la inmunización: un 79 % entre los treintañeros y un 83% los de veinte años, según datos del Ministerio de Sanidad.

De todos los que sí se vacunaron en su día habrá también muchos que ya hayan recibido el refuerzo por ser sanitarios, docentes o personal de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

¿Reabrir vacunódromos?

Aunque se desconozca aún la cifra total, lo cierto es que va a ser uno de los contingentes de personas a vacunar más numeroso después de los valencianos del ‘baby boom’ con 40 y 50 años. Tras cerrar los vacunódromos el pasado mes de septiembre, Sanidad decidió volver a poner en marcha el sistema utilizado entonces aunque en espacios más pequeños y más repartidos por la geografía valenciana. Así, las vacunaciones de refuerzo de las personas de 50 años y ahora las de 40 se vuelven a hacer citando a las personas con un SMS.

Con todo, la propia consellera deSanidad, Ana Barceló, avanzó que se podría reconsiderar la decisión de reabrir los grandes vacunódromos si fuera necesario en algún momento, aunque todavía no se ha avanzado nada el respecto.