El presidente de la Diputación de Castelló, José Martí, y la diputada provincial de Memoria Histórica, Tania Baños, asistieron ayer en el cementerio de la capital de la Plana a la exhumación de los restos mortales de José Hernández Merlo, el que fue presidente de la institución provincial entre el 19 de enero y el 15 de diciembre de 1937, y fusilado por el régimen franquista en 1941, a los 41 años tras un juicio sumarísimo.

Un acto que contó con la presencia de familiares del presidente ajusticiado y con representantes del Grup per la Recerca de la Memòria Històrica de Castelló, en el transcurso del cual, Martí anunció que la diputación reparará la memoria del presidente Hernández Merlo colgando su retrato en el Palau Provincial, junto al resto de presidentes.

José Hernández Merlo fue presiente de la Diputación de Castellón entre el 19 de enero y el 15 de diciembre del 1937. Trabajó en la Compañía Hidroeléctrica del Mijares, ocupó el cargo de secretario local de UGT en Castelló y formó parte del Comité Provincial del PSOE en la provincia.

Antes de ser el máximo dirigente de la corporación provincial, también tuvo acta de concejal del Ayuntamiento de la capital de la Plana el 1936 y durante la Guerra Civil ejerció como director del Hospital Provincial. Acabada la contienda, Hernández Merlo fue detenido en Ludiente y estuvo preso en las cárceles de Menorca, Burriana y Castelló.