La Comunitat Valenciana redujo un 11,62 % la lista de espera en dependencia en 2021, pero 4.408 personas murieron sin ser atendidas (2.404 dependientes con derecho reconocido sin recibir la ayuda y 2.004 personas pendientes de su resolución de grado), según indica un informe de la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales con datos del Imserso.

No obstante, la C. Valenciana es la comunidad que más personas beneficiarias con prestación incorporó en el sistema en el año 2021 (+14,9 %) y también lidera el ranking de aumento de personas con derecho a ayuda (+11,8 %).

Estas cifras contrastan con el panorama a nivel estatal, que deja un fracaso del Plan de Choque anunciado por el Ministerio de Derechos Sociales que pretendía reducir en 60.000 personas las listas. Al final de año, solo han adelgazado en 38.807 y la asociación critica que «a este ritmo se tardaría un lustro en lograr la plena atención».

Para la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, estos datos parecen indicar que el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) se reactiva, pero «ha sido en gran medida a base de servicios de bajo coste dirigidos a los dependientes con Grado I».

Los directores y gerentes consideran que «las prestaciones y servicios son cada vez de menor intensidad, y a todas luces insuficientes para las necesidades de las personas que están en situación de dependencia».

Mejora general

Si atendemos a los datos proporcionados en el año 2020, Igualdad mejora en cuanto a los indicadores generales de la dependencia, aunque todavía se sitúa lejos de la plena atención. En 2021 la lista de espera era del 9,16 %, lejos del colapso que se registra en Cataluña (32 por ciento), mejor que la media española (13,66 %) y con mucho camino por recorrer hasta llegar a la atención de Castilla y León, que a penas tiene personas en espera (0,17 %).

En concreto, la C. Valenciana tiene 11.826 personas en lista de espera frente a las 13.381 del año 2020, cuando también se redujo un 11,59 %. En 2021 consiguieron rebajar las listas un 11,62 %, un dato por debajo de la media española, del 16,7 % y lejos del objetivo de reducción impuesto en el Plan de Choque, que perseguía una rebaja de al menos el 25 % de las listas. Así, la Comunitat Valenciana es la cuarta autonomía con más gente en lista de espera solo por debajo de Cataluña (78.542), Andalucía (38.325) y País Vasco (13.090).