Mucho más reñidas que enValencia y con un mayor porcentaje de participación, las primarias de ayer encumbraron a Samuel Falomir y a AlejandroSoler como nuevos líderes provinciales del PSPV en Castelló y Alicante respectivamente. Eso sí, los resultados fueron muy ajustados y evidenciaron la división existente: apenas 90 papeletas separaron a los ganadores de sus adversarios en ambos territorios.

En Alicante, el diputado en el Congreso y exalcalde de Elx se proclamó vencedor en las votaciones con el 50,64 % de los votos: consiguió 2.602 apoyos por los 2.511 de su rival, el alcalde de Alcoi y portavoz socialista en la diputación,Toni Francés.

En Castelló, el diputado autonómico y actual secretario general de la provincia, Ernest Blanch, cayó derrotado frente al alcalde de l’Alcora, Samuel Falomir, que se consagra así como su sucesor en el cargo con el respaldo del 52,3 % de la militancia que participó en el proceso: 886 militantes le respaldaron, mientras que otros 793 prefirieron a su adversario en las urnas.

Blanch logró imponerse en la ciudad de Castelló, por 108 votos de diferencia frente al alcalde de l’Alcora, aunque Falomir obtuvo mejores resultados en el resto de la provincia Algo similar ocurrió en Alicante: Toni Francés salió victorioso en la ciudad y capital de este territorio con 588 votos frente a los 241 de Alejandro Soler, quien, no obstante, se impuso con holgura en Elx (por 554 apoyos a 104) o la Vega Baja (510 a 473), pero también en otras comarcas como elVinalopó o la Marina Baixa.

La participación más elevada de la jornada se registró enCastelló, donde acudieron a las urnas el 81,37 % de los miliantes convocados. En Alicante, el dato fue ligeramente inferior, con un 79,32 % de votantes. ⚪️

De los tres nuevos secretarios provinciales elegidos ayer, Soler es el único que no forma parte de la órbita del líder del PSPV, Ximo Puig, a diferencia de Francés, que, como Bielsa, caminan en sintonía con el aparato autonómico. En Castelló, en cambio, el vuelco producido por las votaciones aparta al frente de la agrupación provincial a Blanch, que había evidenciado su distancia con la dirección autonómica.

Lo ajustado de las victorias en ambas provincias, en cualquier caso, aboca tanto a Soler como a Falomir a un mayor nivel de integración de las candidaturas derrotadas en las nuevas ejecutivas para rebajar la división.