La sexta ola está llevando al límite a muchos centros educativos, especialmente a los colegios, donde el alumnado aún no está vacunado por completo y con las dos dosis, por lo que los protocolos son más estrictos que en el resto de niveles y hay más casos de escolares que deben guardar cuarentena en sus casas, lo que también generan problemas de conciliación familiar y laboral, como denuncian reiteradamente las ampa.

La Associació de directors i directores d'Infantil i Primària del País Valencià (Adip-PV), ha solicitado una reunión urgente con Miguel Soler, secretario autonómico de Educación, para tratar "la situación tan grave que se está viviendo en los centros de Infantil y Primaria a consecuencia de la covid-19.

Una de las circunstancias que más preocupa son las bajas docentes, que aseguran que no se cubren con la celeridad necesaria -a pesar de las tres adjudicaciones semanales de la conselleria- y la saturación de los equipos directivos. "No podemos dar clase porque tenemos que atender los teléfonos, a los padres, dando de baja los casos que se presentan, reuniones con Sanidad...", pone como ejemplo Joaquina Barba, presidenta de Adip-PV. 

Por otro lado, sindicatos como STEPV también se hacen eco de equipos directivos "desbordados". Apuntan que la organización y el funcionamiento de los centros “se ha complicado por las bajas de profesorado por covid-19 (más de 3.000, según el último balance de Educación) y por los contagios del alumnado". 

Además, recuerdan que con el nuevo protocolo -puesto en marcha este lunes-, "son los centros quienes tienen que comunicar a las familias que el aula de sus hijos e hijas está confinada, competencia que hasta ahora era de Sanidad, que también está desbordada por la situación”, afirman. 

“Hay equipos directivos que están cubriendo las bajas del profesorado para atender el alumnado y, a la vez, tienen que organizar el día a día del centro. En Infantil y Primaria, además, se tiene que gestionar la vacunación del alumnado y organizar la entrada y salida de los familiares”, añaden.

Una situación que, según lamentan, “comporta más burocracia todavía”, que se suma la habitual en el día a día.

Por su parte, CSIF plantea a conselleria que contrate a docentes de refuerzo para impartir clases telemáticas a alumnado en cuarentena. La central sindical también alerta de la “sobrecarga” del profesorado y pide medidas para que “ningún alumno se quede atrás”.

Según propone CSIF, este personal de refuerzo "se adjudicaría por centros y tendría como objetivo formar al alumnado durante los siete, diez o los días que tenga que permanecer en su domicilio sin poder salir ni acudir a su colegio o instituto". El sindicato insta a conselleria a que afronte la situación con urgencia.

Escoletes y Educación Infantil

Desde la concertada, el sindicato FSIE también reclamaba ayer la “urgente revisión” de los protocolos anticovid, especialmente en centros de Educación Infantil y Especial, alertando de su "dramática situación".

FSIE destaca, sobre todo  que las escuelas privadas de Infantil “se ven desamparadas, sin personal suficiente”. “Como todos los centros, las escuelas infantiles están sufriendo bajas médicas, con el agravante de la dificultad de sustitución de personal, y que con el alumnado de este ciclo el contacto es muy estrecho por sus características evolutivas y no utilizan mascarillas”, por lo que piden un protocolo ad hoc para estos centros, además de los de Educación Especial.

Por su parte, la semana pasada ANPE denunció que "no se están cubriendo de manera efectiva todas las bajas que se han producido debido a la covid-19", por lo que considera que la Dirección General de Personal, debería haber previsto un procedimiento de sustituciones excepcional tras la vuelta de las vacaciones.

Educación, consciente de la situación

El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, asegura que la situación es "muy complicada", debido al alto número de contagios en la población en general, lo que impacta en las escuelas. Por esto, asegura que mañana mismo se reúne con los representantes de Adip-PV, para "analizar qué problemas tienen y qué respuestas se pueden dar" desde la conselleria para "intentar reducirlos".

Soler asegura que las bajas se está cubriendo "con la máxima agilidad posible" y reconoce que otras circunstancias, como el proceso de vacunación, son "elementos que están contribuyendo a tensionar los centros educativos y por eso, agradecemos el trabajo que hacen para cubrir una situación tan excepcional como tenemos y hacemos todos lo que podemos".

El secretario autonómico también ha apuntado que se trabaja con Sanidad para corregir "algunas contradicciones" que se han dado a raíz del reciente cambio de protocolos y que deben llegar a todos los centros y departamentos de salud, así como a los profesionales de pediatría.

Desde Adip-PV agradecen la "positiva" respuesta de Miguel Soler, que mañana por la mañana les atenderá vía telemática "para tratar la situación y encontrar soluciones conjuntas".

Por otro lado, los sindicatos también piden reuniones. CSIF considera necesario una "reunión inmediata para analizar datos de baja de alumnado y establecer el mecanismo para que sea atendido por vía telemática en sus casas con personal de refuerzo y sin sobrecargar al personal docente de los centros", mientras que STEPV afea que la conselleria "no ha convocado este curso ni una sola reunión, ni del Foro Educativo, ni de Mesa Sectorial para tratar la situación actual ni informar de las medidas que se han decidido tomar después de las vacaciones de navidad".