La Federació d’Ensenyament de CC OO PV se ha manifestado este mediodía ante las puertas de la Conselleria de Educación para mostrar su rechazo ante la convocatoria de oposiciones que empezará en junio, que finalmente incluye 1.228 de las 2.500 plazas que en un principio se habían comprometido para finalizar un ciclo histórico de concursos que desde 2018 iba a ofrecer hasta 13.000 plazas.

El motivo de la reducción de la oferta es, según apunta la Conselleria de Educación, el desarrollo de la nueva ley de estabilización de la función pública, que obliga a que una parte de las plazas se adjudiquen por méritos a trabajadores interinos.

No obstante, los sindicatos Stepv, CC OO, UGT y CSIF difieren de esta visión y CC OO ha decidido manifestarlo a las puertas de la conselleria hoy. Según Xelo Valls, secretaria general de la Federació d’Educació del sindicato, “cuantas más plazas se pongan en la bandeja de salida para que se pueda acceder a ellas a través del concurso-oposición, más posibilidad hay de que la gente pueda acceder a esas plazas”.

En su opinón, “se podía haber estirado un poco la publicación de la convocatoria y aplicar las mejoras de la nueva normativa ya en la convocatoria de junio”. “Está tocándose, muy cercano, y hubiéramos preferido esperar un poco para acogerse a estas mejoras”. Por eso, piden a la conselleria “que se revise la convocatoria”.

Por su parte, Rafa Martinez, secretari d’Educació Pública No Universitària de CC OO PV, recalca que la modificación de la convocatoria según las expectativas que había «supone una frustración importante” para los candidatos, que ahora “se encuentran con una convocatoria que recorta a menos de la mitad y un sistema de oposición antiguo, que no incorpora las mejoras que prepara el ministerio”, como la no eliminatoriedad de las pruebas y un proceso simplificado.

Además, Martínez recordaba ante la conselleria que las 2.500 plazas estaban “comprometidas desde 2018 y deberían haber salido el año pasado”, pero el calendario previsto se demoró un año por la pandemia, ya que en 2019 no se realizaron las pruebas de Secundaria.

“Es muy frustrante para los aspirantes y entendemos y compartimos el cabreo. Pedimos a la Administración dé un paso atrás y recapacite, que espere la transitoria del ministerio para convocar más plazas en un procedimiento mejorado”.

Punto de vista diferente para la conselleria

No obstante, Miguel Soler, secretario autonómico de Educación, matiza que la disyuntiva generada por los cambios normativos «no sería el número de plazas, sino convocar, o no, este año», pues afirma que los cambios no llegarán a tiempo para poder generar una convocatoria posterior y realizarla en verano, sin esperar a 2023.

"Los cambios del Real Decreto estatal no permitirán convocar las oposiciones este año, saldrán demasiado tarde. La única opción era convocar el máximo de plazas posibles", asegura.

"No compartimos la opción de esperar, eso querría decir que no habría oposiciones", añade Soler. "Así garantizamos que puedan presentarse este verano", apunta, al tiempo que recuerda que es una decisión que también han adoptado otras CC AA.

Así, la conselleria se ha decantado por convocar, aunque sea parte de las plazas, indica, para dar "certezas a los opositores" que, además, "están estudiando con un modelo determinado" de pruebas que, para los próximos años, cambiará.

Según la convocatoria publicada en el DOGV, se convocan 453 plazas de Primaria; 388 de Infantil; 132 de Pedagogía Terapéutica (PT); 128 plazas de Inglés; 62 de Audición y Lenguaje (AyL); 34 de Educación Física, y 31 de Música, con una reserva del 10 % de las plazas de cada especialidad para personas con diversidad funcional igual o superior al 33 por ciento.

Los aspirantes tienen hasta el 31 de enero para inscribirse y la primera prueba se prevé para el 11 de junio. La fecha definitiva, la hora y el lugar donde deben acudir, así como la distribución de las personas aspirantes por tribunal, se determinará en la resolución de la lista definitiva. Cabe recordar que estas oposiciones cierran un ciclo histórico de oferta de empleo público docente que preveía cubrir hasta 13.000 plazas de 2018 a 2021 en la C.Valenciana.