Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell defiende el pasaporte covid frente a comunidades que lo retiran

No contempla su anulación y considera que ha favorecido a la hostelería y la vacunación

Colas el pasado mes de diciembre para vacunarse, tras entrar en vigor el pasaporte covid.

El Consell no se plantea cambios en el certificado covid. Cantabria ha decidido suprimir la vigencia de esta acreditación para acceder a locales de hostelería y ocio. Cataluña medita hacer lo mismo. Pero la Comunitat Valenciana está lejos de esta estrategia, aseguran en el entorno del president de la Generalitat, Ximo Puig. No hay ninguna posibilidad de que se retire antes del 31 de enero, hasta cuando tiene autorizada su vigencia por el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJ), e incluso es posible que se solicite una prórroga de su uso durante al menos dos semanas más, señalan las citadas fuentes. Esta última parte, precisan, está en función de la evolución de la sexta ola de la covid y no se decidirá hasta avanzada la semana próxima, con los datos de incidencia de ese momento.

El Ejecutivo valenciano se pone al frente de la defensa del pasaporte covid por tres motivos. Considera que ha servido para aumentar la inyección de primeras dosis de las vacunas. En los primeros días de implantación del pasaporte regresaron las colas para la inmunización.

El Gobierno del Botànic entiende asimismo que la medida ha favorecido al sector de la hostelería, que ha mantenido su actividad e incluso la ha aumentado al dotar el certificado covid de una sensación de seguridad a la clientela.

El tercer argumento tiene que que ver con el movimiento antivacunas. Puig considera -así lo trasladan fuentes de su entorno- que el pasaporte ha servido para situar en "la marginalidad" a este colectivo, dejarlo al margen de actividades sociales por una decisión (no vacunarse) que supone un riesgo para el resto de valencianos.

Covid en Valencia: última hora y toda la información

Compartir el artículo

stats