La obligatoriedad del pasaporte covid para entrar entrar en todos los bares y restaurantes sean grandes o pequeños y en otros espacios como cines, gimnasios, piscinas cubiertas o en cualquier acto con comida y bebida está a punto de cumplir un mes. Entró en vigor la madrugada del 23 al 24 de diciembre y supuso de hecho ampliar la obligatoriedad de este documento que desde el 3 de diciembre existía ya en la Comunitat Valenciana.

La norma se publicó y entró en vigor después de recibir el aval de Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) al considerarla "proporcionada y justificada" dado que las cifras de contagios se han multiplicado desde principios de diciembre y la sexta ola está ya "sin control". Para intentar cortar la transmisión, el Consell solicitó ampliar los espacios en los que es exigible el certificado covid y ahora será en todos los bares y restaurantes, independientemente de su aforo, en sitios abiertos o cerrados donde se dé servicio de comida como en un cátering al aire libre; en cines, circos o sedes festeras que tengan servicio de bar o en los que se coma, aunque sea con comida traída por las personas; en festivales de música en espacios cerrados o al aire libre; en lugares como centros de mayores o de convivencia donde haya servicio de bar y en gimnasios y piscinas cubiertas.

Pasaporte covid en el móvil

Hace unas semanas que la Generalitat Valenciana publicó su propia aplicación móvil para facilitar el control de acceso de los clientes a estos locales y negocios. Cabe recordar que además de este documento, que puede presentarse de forma física y también en el móvil, también hay que presentar un documento acreditativo para confirmar la identidad del cliente.

Covid en Valencia: última hora y toda la información