La bajada de temperaturas ha pillado por sorpresa a València. La ciudad no está acostumbrada a las bajas temperaturas y menos al hielo y el Aeropuerto de Manises-València tampoco. Desde primera hora de la mañana, el aeropuerto está experimentando problemas y retrasos en algunas salidas de vuelos programadas por culpa del hielo que se ha formado en los aviones.

Uno de los pasajeros afectados por los retrasos debía haber salido desde el aeropuerto valenciano a las 6 de la mañana hacia Amsterdam y casi 4 horas después seguía sin despegar. Según han explicado a este periódico algunos pasajeros, la explicación que les han trasladado desde las aerolíneas implicadas y el personal del aeropuerto es que se ha formado hielo en los aviones y que no podrán despegar hasta que se elimine.

Según ha podido confirmar Levante-EMV, el hielo ha afectado a tres vuelos. Dos interno, con destino a Bilbao e Ibiza, que han experimentado retrasos de más de una hora y otro internacional, con destino a Amsterdam, que tras más de 4 horas y media de espera por fin ha podido despegar.