Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seguridad vial

Quince euros por trucar patinetes eléctricos y alcanzar una velocidad ilegal

Una vez modificados, los vehículos pueden alcanzar desde 40 km/h a 100 en algunos casos -"Creo que se puede deslimitar un patín siempre que se haga con responsabilidad", dice un vendedor

Una mujer circula en patinete eléctrico, hoy en València

Los patinetes eléctricos “deslimitados” o “trucados” para circular a más de 25km/h, lo permitido por la norma, son cada vez más frecuentes. De hecho, igual que existe una demanda para subir la velocidad al vehículo, también hay una oferta, que se desarrolla, fundamentalmente, en portales de internet. “Trucar patinetes” o “deslimito o truco patinetes” de una marca determinada, son algunos anuncios que se pueden encontrar en estas plataformas, pese a que la normativa dice que no está permitido circular a más de 25 km/h.

Algunos vendedores con los que ha hablado este periódico, apuntan a que el aumento de la velocidad lo realizan por 15 euros y que, en la mayoría de modelos, no es posible alcanzar una velocidad mayor a 40 km/h. Sin embargo, hay otros que apuntan que han llegado a “trucar” un patinete para que alcance los 100 km/h. Cien por hora ofrece un suministrador a sus clientes en la Comunitat Valenciana con un modelo de fabricación extranjera.

"No es legal deslimitarlo. Yo vendo patinetes normales, que salen a 25 (km/h) de la tienda, y la gente me dice: 'Oye, deslimítamelo'. Y yo extraoficialmente se lo deslimito para que corra a 50"

decoration

"No es legal deslimitarlo –admite-. Yo vendo patinetes normales, que salen a 25 (km/h) de la tienda, y la gente me dice: 'Oye, deslimítamelo'. Y yo extraoficialmente se lo deslimito para que corra a 50…". Sabe que no es legal, salvo en privado: "Si lo usa por su finca, por un puerto, por un aeropuerto, un camping... ahí sí es legal", considera. Pero, “nadie lo usa por zonas privadas”, admite otro vendedor a preguntas de Levante-EMV.

“Yo creo que puedes deslimitarlo si lo haces con responsabilidad”

En su opinión, “puedes deslimitar el patín perfectamente mientras conduzcas con responsabilidad y con los límites que establece la ley, es como los coches, alcanzan 200 km/h pero solo es legal conducir a 120”, apunta. Además, añade que “en el supuesto de que alguien te persigue para robarte o algo, no es lo mejor, pero estoy seguro que en ese momento agradecerás poder ir un poco más rápido, esto siempre radica en el conductor y en su forma de conducir”, concluye el vendedor online.

Otro vendedor asegura que “se deslimitan muchos patinetes” y aunque admite que “no corren mucho”, es algo “fácil de hacer y cada uno puede darle el uso que considere”, dice. Preguntado por el uso que cree que pueden dar los clientes que quieren aumentar la velocidad de su transporte, el vendedor asegura “yo no sé que uso le da cada cliente, pero yo tengo dos patinetes, uno lo utilizo por la vía pública y otro privado para mi finca privada”.

Campaña con drones para vigilar la velocidad

Este tipo de cambios en la velocidad de los patines, vienen en un momento en el que los técnicos de la Dirección General de Tráfico, el fiscal provincial de Seguridad Vial y la nueva Ley de Tráfico (que acaba de volver al Congreso tras ser aprobada en el Senado) han endurecido su ofensiva contra los conductores de los también llamados Vehículos de Movilidad Personal (VMP), o cuanto menos, son partidarios de imponer más restricciones a los usuarios de estos dispositivos de transporte.

De hecho, los VMP que se comercialicen a partir de este sábado 22 de enero de 2022, entre los que se encuentran los patinetesdeberán contar con un certificado para circular, según la resolución de la Dirección General de Tráfico (DGT) por la que se aprueba el Manual de características técnicas de los vehículos de movilidad personal, publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

De hecho, el pasado noviembre, la Policía Local de València comenzó una campaña con drones y radares para vigilar la velocidad de los VMP. Los drones son útiles para la Policía Local para identificar y capturar imágenes de los infractores pues estos medios de transporte no llevan matrículas y puede resultar difícil localizarlos en caso de un accidente o de otros percances. Esta campaña, que se inició a finales de noviembre y que ya ha interpuesto, al menos, un centenar de multas, incluye también, tests de alcohol y drogas a los conductores de patinetes eléctricos.

Los infractores se exponen a multas que van desde los 60 euros a los 1.000 para aquellos que se nieguen a someterse a los tests de alcoholemia. A día de hoy, la mayor parte de sanciones a los conductores de patinetes son por circular por la acera u otra zona restringida a peatones, por no llevar casco, y, en menor medida, por conducir con auriculares de música o llevar a una segunda persona, tal como informaron desde la concejalía de protección ciudadana del Ayuntamiento de València.

Compartir el artículo

stats