Miles de valenciano han recibido en sus cuentas bancarias una transferencia de la Generalitat Valenciana que no esperaban. La semana pasada, la administración autonómica ingresó en miles de cuentas abonos por valor de 150 y 300 euros. Se trata de la última remesa de las ayudas aprobadas por la Generalitat Valenciana destinadas a aquellos trabajadores que se vieron afectados por un ERTE durante los meses de enero y febrero en 2021.

Se trata de un paquete de ayudas urgentes a personas afectadas por el ERTE en 2021 a causa de la COVID-19 que aprobó la Generalitat hace unos meses. El objetivo de esta medida era ayudar a todos aquellos trabajadores, también autónomos, que hubieran estado en ERTE durante los meses de enero y febrero del año pasado. Concretamente, los ingresos oscilan entre los 150 euros para quien estuvo en ERTE un mes y 300 para quien estuvo los dos meses.

Abono realizado por la Generalitat Valenciana

Abono realizado por la Generalitat Valenciana

A diferencia de otras ayudas, estas ayudas eran directas y de oficio, por lo que la Generalitat Valenciana se ocupaba de todo, tanto de la solicitud como de la concesión a aquellas personas que cumplieran con los requisitos entre quienes estaban en las listas del SEPE.

Desde Economía, explican que estas ayudas comenzaron a pagarse en abril del año pasado y que ahora se han abonado las los últimas remesas gracias al aumento del presupuesto aprobada por la Generalitat de más de 11,5 millones de euros.